lunes, diciembre 6, 2021
HomehomeElecciones en Centroamérica

Elecciones en Centroamérica

El contexto

Dos países de Centroamérica tendrán elecciones el mes de noviembre. Nicaragua el domingo 7 de noviembre, y Honduras el 28. En ambas, habrá procesos de elecciones generales. Honduras celebrará elecciones generales para la escogencia de su nuevo presidente de la República, 128 diputados (titulares y suplentes) al congreso; 20 diputados al Parlamento Centroamericano; 298 alcaldes/vicealcaldes y sus regidores. Por su lado, Nicaragua elegirá presidente de la República; 90 diputados de la Asamblea de Nicaragua y 20 diputados al Parlamento Centroamericano.

Es por ello, que al ser ambos procesos de carácter general, creo pertinente que algunas consideraciones deben ser tomadas en cuenta en función de la nueva realidad que vivimos y de los procesos electorales que ya se han realizado en Latinoamérica.

Campañas electorales y Covid-19

Los procesos electorales que el mundo realizó en 2020, al menos hasta febrero, se hicieron en contextos diferentes. Marzo, fue el mes en que el COVID-19 fue declarado oficialmente como pandemia por la Organización Mundial de la Salud. De ahí que la política continuó su curso y durante todo el año se realizaron elecciones, siendo Corea Del Sur el primer país que realizó comicios en el marco del Covid-19. A lo largo de 2020, las olas del virus bajaron y subieron y los estados fueron flexibilizando las medidas, adoptando distintas disposiciones para educar a la población en materia de bioseguridad y protección.

Por ello desde 2020 se celebraron elecciones, por ejemplo, en Croacia (en julio de 2020), Italia (en septiembre de 2020), Estados Unidos (en noviembre de 2020), todo esto de acuerdo con la Guía Electoral de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales.

Así 2021, a pesar de los repuntes que ha tenido el virus, Centroamérica se prepara para campañas electorales y elecciones. México, Perú, Ecuador y Chile son sus grandes ejemplos: medidas de seguridad como horarios prioritarios, distancia social, cero aglomeraciones en puestos de votación, entre otras, podrán facilitar el proceso a Nicaragua y Honduras. Por una parte, Nicaragua que al día de hoy tiene 8.178 casos y 191 decesos, y por la otra Honduras, que tiene 262.000 casos y 6.980 muertes, tendrán que realizar campañas electorales atípicas, cada una de acuerdo a sus grandes particularidades.

¿Lo digital vs tierra?

El Covid demostró en la campaña electoral mexicana que tierra y digital pueden tener posturas cercanas. Ni lo digital suplantó a la tierra, ni viceversa: además, nunca ha sido así. Las campañas de tierra siguieron su curso, con medidas de bioseguridad y aforos reducidos, con actos desde vehículos, o desde barcas, como hizo en Ecuador el hoy presidente Guillermo Lasso. Existen formas creativas y estratégicas de plantearle a la ciudadanía una campaña electoral en tiempos de pandemia y las hubo. Las campañas digital es deben fortalecerse en vista de que en tierra la presencia puede ser reducida. En ese sentido lo digital debe abonar el terreno para la creatividad, la cercanía y la interacción con los ciudadanos.

Recordemos siempre que la real conexión con la gente no la gana ni tierra, ni aire, ni digital. No es una guerra de rivalidades, es un complemento perfectamente coherente entre las tres, que, gerenciados en una estrategia apropiada, logra construir la imagen de un ganador de campaña.

La campaña política en Centroamérica

En mi opinión, con todos los cuidados, la campaña debe apelar a generar incertidumbre en los ciudadanos. Campañas de miedo, podrían no funcionar en una época en la que las personas han estado temerosas no sólo por las circunstancias de la pandemia, sino por las consecuencias económicas y sociales que se generaron de ella. Con lo cual, los candidatos que enarbolen la bandera de la empatía con la ciudadanía, la determinación en decisiones firmes frente al covid, la optimización de ayudas a los más vulnerables, y por supuesto, planes de vacunación creíbles, serán los candidatos que generen mayor credibilidad.

La profesionalización de la política

Cada campaña electoral es distinta y eso lo sabemos todos los profesionales de la comunicación política. Los países tienen coyunturas y problemáticas que son objeto de la opinión pública y están sujetas a los temas y narrativas de campaña. Cuando un equipo de trabajo se acerca a una candidatura debe realizar una investigación minuciosa para generar un planteamiento estratégico desde el punto de vista político y comunicacional, que deviene en los puntos neurálgicos de la campaña y de cómo acercar soluciones y propuestas a la ciudadanía en función de las habilidades del candidato y lo que determina la estrategia por realizar.

Sin embargo, este planteamiento estratégico, con soluciones y acercamiento a la comunidad se debe realizar por un equipo asesor de comunicación política que está formado y preparado para todo lo relacionado con la campaña electoral. Muy difícilmente un candidato podrá lograr una victoria sin un acompañamiento político estratégico, pues en el mundo de las campañas electorales, están a la orden del día las famosas ocurrencias que podrían costar la victoria a cualquier candidatura.

¿Hacia dónde va Centroamérica en sus elecciones?

Consideraría exitoso los procesos electorales tanto de Nicaragua como de Honduras, en la medida en que estos países adopten los ejemplos exitosos de otras naciones que han tenido elecciones de envergadura durante 2020 y 2021 en las que se adoptaron las medidas de seguridad apropiadas para que la ciudadanía vote sin mayores contratiempos relacionados con la pandemia. Las autoridades electorales deben considerar siempre medidas que protejan a la población para que su derecho al voto no se vea coaccionado por elementos externos como la pandemia.

En tal sentido me permito aportar algunas medidas:

  • En primer lugar, calendarizar los votantes por rangos de edades para que éstos puedan votar sintiéndose más seguros.
  • Por otro lado, establecer en la medida de sus posibilidades y legislación, la alternativa del voto electrónico.
  • Seguidamente, en los medios de comunicación masivos y digitales, establecer una agenda de campaña pedagógica de promoción del voto bioseguro.
  • Disponer de una infraestructura y logística que en los centros de votación pueda generar confianza a los ciudadanos: elementos como alcohol, guantes, señalizaciones apropiadas de sana distancia, mascarillas N95.
  • El cuidado de las autoridades de mesa quienes serán en buena medida los más expuestos, con reemplazo constante de todo el material que usan y la desinfección de los centros.
  • Son algunas ideas que pueden valorarse para tener comicios confiables y seguros, entendiendo que tanto Honduras como Nicaragua, tendrán elecciones generales.

Lea también: Corte Constitucional abre la posibilidad de que niños venezolanos reciban nacionalidad colombiana

Latinoamérica

Acusan a 10 personas formalmente por el derrumbe de la línea...

0
La Fiscalía de la Ciudad de México informó que 10 funcionarios han sido denunciados oficialmente, acusados de homicidio doloso, lesiones, y daño a propiedad...
Recomendados