home home Candidatos fuertes en cascada sí o sí

Candidatos fuertes en cascada sí o sí

 

En esta última elección, se vieron muchos estados donde existía el escenario en donde tenían candidatos fuertes a Gobernador pero débiles a alcaldías, sin embargo, lo que más incidió para los resultados tan dispares, fue el tener candidatos fuertes en alcaldías pero débiles en la gubernatura y ahí, es donde llega la pregunta directa: ¿qué hubieran hecho mejor? ¿qué repercutía más, si tener un buen candidato a gobernador o tener mejores alcaldes?

No hace falta sacar a colación el tema de compadrazgos donde siempre el más recomendado o el amigo del dirigente quedaba a la cabeza, descobijando en cascada a sus candidatos a diputados locales, federales y de los municipios. Ahí el error no es de la estructura, ni de los estrategas, mucho menos del instituto político, la culpa es de la cabeza que lo puso.

Si ya tenemos el antecedente que la “comadre o compadre” no llena al electorado y metemos candidatos fuertes en las diputaciones y las alcaldías, pensando que van a levantar al candidato más importante (llámese gobernador/a), no se puede jalar al electorado desde la base municipal pensando en impactar de lleno al candidato a gobernador.

Las razones son varias. El presupuesto que tiene un candidato a gobernador, los espacios de tiempo INE para medios de comunicación en radio y televisión, el cobijo de impactos visuales mercadológicamente hablando en aire, de arriba hacia abajo, jamás se van a comparar con la aportación que un alcalde o diputado pudiera tener de abajo, hacia arriba.

Aunque se tengan candidatos fuertes en alcaldías, si el candidato o candidata a gobernador no llena al electorado, hay que moverlo si o si. El voto siempre viene en cascada de arriba hacia abajo, no de abajo hacia arriba, es más probable tener un voto lineal si el candidato encabezando el estado es fuerte y no viceversa.

Ahí el gran error de MORENA y de la alianza, sin importar lo que estaba en juegos para ambos, fue el poner a sus amigos y no a los mejores perfiles a contender. Si, ese fue el gran error en esta elección; se volvieron a repetir las mismas mañas de las que siempre se han quejado ambos, sin importar izquierda o derecha, todos cayeron en el pecado que cada militante y simpatizante han reclamado desde antes que existiera siquiera MORENA; el compadrazgo.

La lección, no creo que la hayan aprendido, pues de haberlo hecho, otras personas hubieran encabezado muchos estados y no los que vimos en las boletas, sin embargo, vuelve a quedar la lección, esperando de abajo hacia arriba, que los tomadores de decisiones no cometan el mismo error desde siempre.

Óscar Martínez

      Estratega político digital mexicano, quien desde hace 10 años ha participado en más de 25 campañas político digitales y actualmente es Director de la agencia de estrategia digital Strategik. Egresado del Tecnológico de Monterrey y con un diplomado en Marketing Analytics & Big Data por la Universidad de Columbia en Estados Unidos.