home Con la palabra, Opinión México: Elecciones y pandemia

México: Elecciones y pandemia

Decir que las elecciones del 6 de junio que se llevarán a cabo en México para definir más de 20 mil cargos de elección popular, y que por ende, son las más grandes en la historia reciente del país, es hablar, en este contexto de una de las responsabilidades más grandes del entramado institucional mexicano. Históricamente en México las elecciones han estado cargadas de muchísimo dinamismo, por un lado, la violencia política contra candidatos, por otro denuncias de corrupción, y también las mafias y los cárteles haciendo de las suyas. Hoy, se agrega otra responsabilidad: proteger la vida en el marco de la pandemia que azota la humanidad desde inicios de 2020.

Debo decir, que la vida siempre estará primero y que conocemos la tradición electoral de muchos países desde que inició la pandemia. Tenemos las elecciones de Corea del Sur el año pasado, República Dominicana y Estados Unidos. Este año, elecciones en Ecuador, Bolivia y Perú, con medidas para la protección de la vida que en su momento tomaron las autoridades electorales de los respectivos países. También tuvimos elecciones que se suspendieron o se pospusieron como el caso de Chile y el año pasado, Bolivia.

Características de las elecciones de México

En México se elegirán 500 diputados al Congreso de La Unión, teniendo en cuenta que 300 de ellos obtendrán las curules a través del método de mayoría simple para cada uno de los distritos electorales que conforman el territorio. Así también, las otras 200 curules se elegirán por el método de representación proporcional a través de listados en las circunscripciones electorales que conforman el país. Se elegirá un senador al Congreso de la Unión para el estado de Nayarit, en el marco de una circunstancia extraordinaria.

Adicionalmente, los ciudadanos están convocados para votar en 15 gubernaturas, 30 congresos locales y mil 900 presidencias municipales. Ciertamente estamos hablando de unas elecciones de gran envergadura que ameritará toda la capacidad estratégica, operativa y logística del estado mexicano para salvaguardar con éxito la vida de miles de votantes.

Al día de hoy, México tiene poco más de dos millones de casos activos, de los cuales un millón 700 mil, se encuentran en recuperación. Con lo cual, a mes y medio de la elección, el Instituto Nacional Electora, en concordancia con las autoridades de salud pública del país, establecieron una serie de protocolos y mecanismos que buscarán mitigar el impacto del Covid-19 en la vida de los 93 millones de votantes mexicanos que estarán aptos para votar el próximo 6 de junio.

¿Cuáles son los protocolos?

Autoridades de todo el ámbito político y sanitario se reunieron virtualmente para diseñar las medidas y protocolos de actuación que tendrán vigencia el día de la elección. Según la secretaria de gobierno, Olga Sánchez Cordero, ha señalado que “El objetivo común del encuentro es que las elecciones de este año tengan lugar con las mejores y mayores garantías de protección a la salud al fijar protocolos, lineamientos y acciones para cuidar a las personas que estarán potencialmente involucradas en el proceso electoral, incluidas tanto servidoras y servidores públicos de los organismos electorales federales y locales, como los más de 93 millones de mexicanas y mexicanos”.

En ese sentido, lo establecido en el encuentro para proteger el proceso electoral y la salud de los mexicanos fue lo siguiente:

Un protocolo de atención sanitaria para el resguardo, protección y cuidado de toda la documentación electoral, de actas, sellados, papeletas que se le harán entrega a todas las casillas del país. El objetivo será el de evitar la propagación del COVID-19 entre los miembros del proceso electoral. Por otro lado, un protocolo Específico de Medidas Sanitarias para todo lo relacionado con el conteo de votos, en sesión especial.

Asimismo, habrá un protocolo de atención sanitaria y protección a la salud con personal capacitado en materia de salud, para la operación de las casillas únicas el día de la Jornada Electoral para implementar en tiempo real las medidas de atención sanitaria que coadyuven a mitigar el riesgo de contraer y propagar el virus del COVID-19.

Los partidos políticos contendientes fueron conocedores de estos protocolos de bioseguridad para el resguardo de las elecciones y de las personas, y se les informó que no eran protocolos cerrados, sino que por el contrario estaban abiertos al debate para perfeccionarlos entre otras cosas por la dinámica futura de la pandemia, a la par del Plan de Vacunación por todo el territorio nacional.

En ese sentido, las medidas de bioseguridad, el resguardo de la integridad electoral del proceso, así como los desafíos de toda elección, mantienen a México en el espectro internacional como un país que se pondrá a prueba en una elección de tal magnitud: decir que 93 millones de electores se desplegarán por toda la geografía mexicana el 6 de junio, no es una tarea fácil ni en circunstancias normales. Mi trabajo como consultor político ha estado enfocado en pleno proceso de la pandemia, con agendas, recorridos, reuniones que, en todo caso, sean garantes de contribuir en esta nueva normalidad, protegiendo ante todo la vida y la seguridad. Espero que el proceso venidero, se lleve con mínimos impactos al sistema de salud, y que las autoridades mexicanas puedan cumplir cabalmente con estas medidas.

Lea también: México: Paridad de Género

Amaury Mogollón

Consultor político especializado en Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Director General de la Consultora Acción Política. Escritor y conferencista.