home Con la palabra, Opinión México: Las elecciones más grandes de América Latina

México: Las elecciones más grandes de América Latina

Al iniciar este año, el calendario electoral de América Latina podía anticipar que estaría lleno de muchos retos para los tableros políticos de nuestros distintos países, en el marco de una polarización exacerbada y una pandemia que sufrimos desde 2020, la estabilidad amenaza con tambalearse y devenir en una degeneración de las democracias modernas que los principales estados se han esforzado en construir. América Latina es el epicentro de numerosos fenómenos políticos y existen indicios reales de que la pandemia puede generar una inestabilidad incalculable en la región. Ya en mi columna anterior mencioné lo que a mi juicio es gobernar Latinoamérica.

En esta ocasión, es México quien asume el desafío, puesto el próximo 6 de junio que se llevará a cabo la elección más grande de la historia de este lado del continente, por la cantidad de cargos que se renovarán mediante votación, traducida en la voluntad de los ciudadanos.

¿Qué está en juego?

A nivel federal, se definirá la configuración de la Cámara de Diputados: se elegirán 300 funcionarios por el principio de mayoría relativa y 200 diputaciones por representación proporcional. Mientras que a nivel local, se sufragará para 15 gubernaturas, 30 congresos locales y las respectivas alcaldías en 30 estados.

Por tanto, según el dictamen del Instituto Nacional Electoral, serán 93 millones de posibles electores que podrían participar en este proceso, lo cual enciende las alarmas al tomarse en consideración las medidas de bioseguridad para evitar una ola de contagios masivos de la Covid-19 y sus variantes que han llegado hasta el territorio mexicano.

Los partidos políticos en estas elecciones

A partir del pasado domingo 4 de abril, las campañas electorales han arrancado con toda la energía, en la que distintas personalidades de la política nacional han destacado (para bien y otros, para mal, en medio de polémicos actos y mensajes). De ahí que, los 10 partidos que se enfrentan en esta participación electoral comenzaron a hacerse escuchar a través de los diversos medios de comunicación como lo son las plataformas digitales y tradicionales, lo han hecho en presentaciones en público.

Entre los partidos que tendrán un rol clave en esta jornada se posicionan: el PAN, PRI, PRD, Partido del Trabajo, Partido Verde Ecologista de México; Morena, Movimiento Ciudadano, Partido Encuentro Solidario, Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas, al ser los que poseen una validación ante el INE.

No obstante, en este escenario nos encontramos con otro elemento diferenciador de otras elecciones, más allá de las condiciones por la pandemia y la violencia hacia los candidatos (la cual ha dejado un saldo de víctimas), encontramos también que los partidos políticos rivales e importantes protagonistas de la política tradicional mexicana, se han unido en coalición para hacerle frente al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador de Morena.

El PAN, el PRI y el PRD son el mayor frente opositor, fijándose el objetivo de recuperarse de los grandes fracasos sufridos en las elecciones de 2018. Aunque es cierto que Morena se juega la mayoría en la Cámara de Diputados, siendo uno de los favoritos entre las encuestas realizadas y el más popular entre los ciudadanos, ha aprovechado la segmentación de los electores y su desencanto por los partidos tradicionales que por décadas conformaron el gobierno. Eso es indiscutible.

Dinámicas de los estados

En Michoacán, cinco candidatos a la gubernatura iniciaron sus campañas de proselitismo. Sin embargo, otras dos personalidades se encuentran fuera de la contienda en la espera de que el Tribunal Federal Electoral emita sus fallos definitivos, esto en consecuencia del retiro sus candidaturas por parte del Instituto Nacional Electoral, al no haber presentado sus respectivos gastos de campaña.

En segundo lugar, está el estado de Chihuahua, donde los cuatro principales aspirantes a ocupar la gubernatura comenzaron desde el primer minuto con sus actos en las distintas regiones de la entidad sin ningún inconveniente. Un caso muy diferente al de Baja California, ya que los diferentes líderes estuvieron en lugares distintos, interactuando con los simpatizantes, respetando las medidas de seguridad, pese a que el gobernador del estado ya no participará en las transmisiones diarias del gobierno estatal.

Sonora es otro de los casos atípicos, ya que los candidatos a gobierno tienen un mes de haber empezado la campaña electoral, y en Tlaxcala, que se ha caracterizado por contar con siete postulaciones, seis de ellas mujeres y un hombre, se han manifestado en eventos masivos previamente difundidos en redes sociales.

En Zacatecas, afloró una polémica por el uso del lema en las coaliciones Va por Zacatecas y Juntos Haremos Historias, lo cual marcó una enérgica inauguración de la carrera electoral en la entidad, ya que ambas unidades difundieron el hashtag #LlególaHora como lema de la campaña. A su vez, el abanderado de Morena, anunció que sus recorridos por el territorio empezarían el lunes por ser congruente con sus valores y principios, al ser Domingo de Resurrección.

Desde primera hora de la mañana, en Querétaro, los candidatos a esta gubernatura comenzaron sus campañas con mensajes certeros ante la demanda de la ciudadanía, en el caso de Mauricio Kuri González por el PAN, se comprometió a emprender propuestas limpias y optimistas, bajo “una política de altura”.

Asimismo, afirmó que frente a los tiempos de crisis que se avecinan, luchará por la unión e impulsará el motor económico del estado, también destacó que busca implementar una serie de apoyos destinados a las madres en situación de pobreza, a desempleados y personas enfermas. Al mismo tiempo, la candidata del PRI, Abigail Arredondo, aseguró que se postuló para ser gobernadora porque quiere materializar los cambios que permitan a los ciudadanos desarrollarse al máximo.

Otro de los más resaltantes fue, uno de los candidatos por la gobernación de Sinaloa, Rubén Rocha Moya de la alianza Morena-PAS, quien compite con siete personajes más que fueron opacados por su discurso. Expresó con ahínco que la principal prioridad de su gobierno será acabar con la corrupción, uno de los problemas más grandes con los cuales ha lidiado México a nivel macro y micro, incluso mencionó su propuesta de ampliar los programas sociales y una estrategia de prevención de seguridad pública.

Los actos estuvieron colmados de sencillez, puesto que se limitaron a recorrer las calles con banderas y repartiendo propaganda alusiva a la elección de los respectivos candidatos, un escenario bastante común y trillado en momentos de elecciones.

Distintamente a los candidatos de Morelos, los aspirantes a diputados federales, de al menos 23 partidos políticos que buscan hacerse espacio con un escaño en el Congreso de dicho estado, realizaron su primera manifestación con caravanas automovilísticas para respetar el distanciamiento social. Pero otros decidieron comenzar a interactuar con la sociedad a través de las redes sociales con vídeos, mensajes y los tradicionales eslóganes para captar la atención del electorado.

A diferencia de los líderes que representan al PRI, quienes optaron por los recorridos a pie, como se hacía en procesos anteriores por su sencillez y “la cercanía” que transmite a los individuos, puesto que no se muestran muy entusiastas a tener una activa participación en las plataformas digitales.

Y por último, es indispensable abordar como los candidatos a las diputaciones federales de todos los partidos políticos, desde los más antiguos hasta los más recientes, en el Estado de México, un escenario clave y decisivo. Hubo presencia tanto de manera virtual como presencial, ya que se pretende que los ciudadanos de esta entidad puedan conocer a los personajes que optarán por los cargos a elegir, lo cual ha sido bastante desconcertante ya que muchos pasan desapercibidos.

México, en la línea de fuego

En medio de una lenta vacunación, México llevará a cabo uno de los procesos electorales más importantes de su historia, donde la innovación, el ingenio, liderazgo y la capacidad de adaptación de los candidatos se verá puesta a prueba por todos los factores que influyen directamente en los canales de comunicación entre ellos y el electorado. La mayoría ha aprovechado las redes sociales para proyectar su etapa de posicionamiento, sus propuestas y los compromisos que asumirán en caso de conseguir la victoria, eliminando la brecha que podría existir entre el ciudadano de a pie y su persona.

Por otro lado, una de las afirmaciones más preocupantes, es que muchos aspirantes que figurarán en las tarjetas electorales alegan no tener una estrategia definida para su campaña, lo cual deja mucho que desear. Mientras que uno de los elementos primordiales a tomar en consideración es que hay mucha participación de mujeres por primera vez, debido a que las autoridades competentes instaron a los partidos a tener una mayor paridad de género en sus postulaciones.

Lea también: Madrid: Crisis de Gobierno y Elecciones Autonómicas

Amaury Mogollón

Consultor político especializado en Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Director General de la Consultora Acción Política. Escritor y conferencista.