home Perú Mujer política peruana bajo la lupa

Mujer política peruana bajo la lupa

¿Qué significa ser mujer? Ser mujer significa más allá de un conjunto de rasgos o características físicas; es una unidad poderosa de alma y cuerpo que nos identifica como tal; lo cual es motivo de orgullo y aceptación. Cada mujer es única, especial e irrepetible ahí reside el verdadero poder personal de lograr y vencer dificultades en la evolución personal.

Política es la lucha por el poder, entendida no como «un fin justifica los medios» sino un fin noble altruista, el deber ser de servir.  Por otro lado, la trayectoria histórica sigue en pie, puesto que la lucha por la reivindicación derechos de las mujeres continua vigente, más aún con la pandemia originada por el COVID-19 que marca un antes y después en el mundo entero, teniendo un impacto en el rol de las mujeres.

Los valores son universales, no tienen sexo. Las personas son definidas según “su escala de valores en acción” La crisis originada por el COVID-19 ha revelado que la verdadera crisis es de valores en la clase política, quienes tienen especial protagonismo en este panorama, ya que sus decisiones influyen en la vida y calidad de vida de los ciudadanos. Entre el dolor, muerte y economía surgen conflictos, apareciendo el monstruo de la corrupción.

Ser líder político debería ser una expresión sublime de valores en acción al servicio del pueblo; de tal manera que no cualquier persona podría o debería aspirar a un cargo público si no está preparado en valores, conocimientos, experiencia y virtudes necesarias para estar a la altura y al mando de un país. Esto constituye “el deber ser de un líder político”, exigencia personal de los aspirantes al poder, pero con mayor responsabilidad y exigencia del electorado, pues, con su voto encomiendan el destino del Estado

La mujer peruana ha evolucionado en su participación política a raíz de continuas luchas no solamente ante el machismo y falsos paradigmas o estereotipos; sino inclusive con otras mujeres que parecen avalar calificativos y roles del pasado, un pasado que debería estar finiquitado más aún en esta “nueva realidad de pandemia” que demanda nuevos liderazgos femeninos basados en la empatía y eficiencia.

La unión, voz y acción femenina es relevante para lograr consensos y muchos requieren normas legales que avalen o promuevan equidad y justicia. Destaco 3 aspectos básicos de acción sean en el sector público y/o privado: 1) preparación moral, educación y experiencia; 2) que la mujer acceda en igualdad a un cargo público a través de concursos o elecciones justas y transparentes; y 3) que en el desempeño del cargo pueda desplegar libremente sus conocimientos y proyectos sin represión alguna.

Actualmente, la mujer política peruana tiene un número considerable de participación a nivel jerárquico porque están liderando las principales principales Instituciones de Poder. Evidentemente su participación podría ser mayor, no obstante, es necesario hacer una “foto del momento” de su participación e impacto de sus gestiones.

Para ilustrar mejor lo anteriormente expresado, el siguiente cuadro figuran las principales mujeres, sus cargos e instancias de Poder que ocupan en el Perú a febrero 2021:

NOMBRE CARGO INSTITUCIÓN
 Violeta Bermúdez Presidenta del Consejo de Ministros Presidencia Consejo de Ministros – PCM
Fiorella Molinelli Presidenta Ejecutiva de Essalud Seguro Social de Salud – ESSALUD
Mirtha Vásquez Presidenta del Congreso Congreso de la Républica del Perú
Elvia Barrios Presidenta del Poder Judicial Poder Judicial del Perú
Nuria Esparch Ministra de Defensa Ministerio de Defensa
Zoraida Ávalos Fiscal de la Nación Ministerio Público
Marianella Ledesma Presidenta del Tribunal Constitucional Tribunal Constitucional

En este punto es necesario mencionar que Pilar Mazzetti, ex Ministra de Salud, y Elizabeth Astete, Ex Ministra de Relaciones Exteriores, renunciaron recientemente a sus cargos a consecuencia del escándalo “vacunagate”, reconociendo que se vacunaron ilegalmente.

Asimismo, en el caso mediático de corrupción denominado: “Cuellos Blancos del Puerto”. Rocío Sánchez y Sandra Castro, ambas fiscales de la Nación, reconocieron haberse reunido con el  expresidente Martín Vizcarra durante el periodo de investigación que lo involucra como parte, la excusa fue solicitar mayor presupuesto a fiscalía y protección policial. A la fecha, ambas fiscales fueron removidas de sus cargos por este hecho ilegal.

Perú está rumbo a las Elecciones Generales 2021 a desarrollarse el 11 de abril 2021. Destacan las siguientes únicas candidatas a la Presidencia:

 NOMBRE PARTIDO POSICIÓN
Keiko Fujimori Fuerza Popular Derecha a extrema derecha
Verónica Mendoza Juntos por el Perú Izquierda

Conforme a lo mencionado y a modo de conclusión, las siguientes reflexiones sobre el liderazgo político femenino peruano:

  • Urge potenciar liderazgo femenino basado en valores, conocimiento y eficiencia. Que hayan más y mejores mujeres comprometidas con el país que estén a la altura de la responsabilidad de sus cargos o investiduras.
  • Hay avances notables en la participación política de la mujer y en cargos de poder, pero debe ser de calidad. Que llegue al poder la mejor candidata y en su gestión sean evaluadas.
  • Aún falta mucho para que haya más candidatas presidenciales, esto demanda más liderazgo femenino con impacto positivo para forjar confianza y oportunidades.

Empoderar a las mujeres es forjar seres íntegros con vocación de servir. Es nuestra misión contribuir a mejorar la clase política femenina peruana con nuevas lideresas que den vida, esperanza y soluciones concretas al país.

Lea también: 5 países donde la eutanasia es legal

Karla Cynthia Horna Urday

Abogada, empresaria y consultora política. Experta en emprendimiento, innovación y liderazgo. Creadora de “Emprende desde el Ser” y “Empresarios de Valor”. Actor Social en Nodos Anticorrupción OEA