home Actualidad política Elecciones en El Salvador: un punto de inflexión

Elecciones en El Salvador: un punto de inflexión

A dos años de que El Salvador eligiera como presidente a un candidato joven y outsider, el país centroamericano irá a las urnas este domingo.

Alrededor de 5 millones de salvadoreños irán a las urnas para escoger al nuevo Parlamento y a los concejales municipales para el período 2021-2024, una elección que resultará determinante para el avance del proyecto de Nayib Bukele o un freno para la consolidación del mediático mandatario, en un contexto de profunda polarización.

A inicios de febrero, la muerte a tiros de militantes del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ha dado pie a una ola de reproches y acusaciones ante la ausencia de una condena pública del presidente, Nayib Bukele, lo cual aumentó considerablemente la tensión política del país, frente al proceso electoral de este domingo.

De acuerdo a los últimos sondeos y estudios de opinión pública, el partido oficialista Nuevas Ideas, el cual lidera Bukele, ganará con una amplia mayoría para tomar el control total de la Cámara Legislativa, mientras que la oposición se encuentra desdibujada, intentando poner un control político al presidente.

Lo cierto, es que el ambiente de violencia y polarización sigue creciendo en las últimas horas en el Salvador, luego de que el presidente titulara de “farsa” los Acuerdos de Paz de 1992, que pusieron fin a la guerra civil del país. Ante ello, diversos políticos y disidentes han reaccionado y condenado la inacción de Bukele frente a la escalada de violencia en el país centroamericano.

Sumado a la escalada de violencia, Bukele ha acusado recientemente al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de no seguir el «debido proceso» en la inscripción de los candidatos a diputados y alcaldes de Nuevas Ideas y ha atizado la idea de fraude el día del conteo de los votos, lo cual pone a la democracia y a las instituciones frente a una crisis de legitimidad.

Con el 68,8 % de los encuestados a favor de Nuevas Ideas, este partido podría convertirse luego del 28 de febrero en el más fuerte de la contienda electoral de El Salvador, venciendo a los partidos políticos tradicionales, que le permitirá avanzar y dar un gran viraje en El Salvador.

La nueva conformación de la Asamblea Legislativa, integrada por 84 diputados, esta elección promete una modificación considerable en el gobierno del país, sobre todo por el posicionamiento del partido Nuevas Ideas, el cual ha mantenido una campaña activa a través de las plataformas digitales para llegar a los ciudadanos.

Por otra parte, los otros partidos políticos más fuertes que participan en esta contienda son la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Cambio Democrático (CD), Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), los cuales han marcado la tensión existente en la relación entre el presidente Bukele y el órgano legislativo, debido a las distintas ideas que exponen, más allá de optar por consolidar un consenso que propicie la restauración y un verdadero cambio que mejore la situación tan inestable que ha suscitado en El Salvador durante los últimos años.

“Obstruyen los esfuerzos por gobernar” es el argumento de Bukele que confronta a las demás figuras políticas del país. Mientras que, la iniciativa “Jóvenes organizados defendiendo derechos de juventudes” con fondos de la UE, ha ido concientizando sobre la importancia de la participación política ante el estado de apatía de los salvadoreños, la abstención va en crecimiento y el descontento agudizándose, por tanto, han hecho llegar a los candidatos propuestas legislativas como permitir la interrupción del embarazo, por el alto índice de violencia de género y mayor seguridad, debido a la violencia que ha desencadenado un gran desplazamiento y problemas de acceso a vivienda.

Ante la ausencia de verdaderas propuestas que favorezcan a la ciudadanía, puesto que los funcionarios han invertido más tiempo al enfrentarse en reiteradas ocasiones, se le ha hecho un llamado para atender las necesidades de la sociedad mediante distintos canales, verbigracia estos proyectos formados para la canalización de demandas.

Finalmente, en estas elecciones legislativas, el gran desafío de El Salvador, es conservar la separación de poderes, la competencia en el sistema de partidos, la diversidad traducida en la representación en los escaños de la Asamblea y la libertad de prensa, acceso a la información y libre expresión.

Lea también: 5 organismos multilaterales en América Latina

Redacción Acción Política

El equipo de Acción Política es el responsable de las actualizaciones de información de actualidad del portal