home Análisis, Perú Panorama Peruano 2021: Lucha por la vida y la democracia

Panorama Peruano 2021: Lucha por la vida y la democracia

La pandemia del COVID sigue poniendo al mundo en jaque. Como toda pandemia se está viviendo un proceso de mutación o cambio del cual el mundo entero reacciona según se presente, desde la incertumbre y apelando a experiencias científicas pasadas de la historia pues “el enemigo” es aún desconocido y sobretodo, mortal. Por lo que se requiere innovación total y aceptar que muchos trabajos científicos pueden fallar, siendo usual hasta llegar a lo óptimo. Cada país está llamado a potenciar su labor en dicho campo.

La existencia de las vacunas contra el COVID son un gran paso loable de la ciencia; no obstante, no son la solución definitiva y tienen sus propios desafíos como lo es validar su eficacia, posibles efectos secundarios y/o adversos, su adquisición, logística, mantenimiento, estrategia vacunación de la población y otros más.

En concreto, esta circunstancia viene reflejando o desenmascarando a nivel político: 1) La clase política de cada país, en la calidad de su liderazgo y eficacia en la toma de decisiones y 2) Las deficiencias en aspectos de idiosincrasia, morales y económicos.

En esta guerra contra el virus no existe ningún ganador; si muchos vencidos. Si hay líderes políticos que han manejado la situación de una manera más eficaz pero no del todo perfecta. Somos testigos de como países que son potencias mundiales fracasan en sus medidas y pierden muchas vidas; por lo cual se concluye que no existe una estrategia definitiva. Lo cierto es que el mundo no estaba preparado para la aparición del COVID y ahora con sus posteriores mutaciones o cambios que surjan. A todas luces esta “guerra contra el COVID” reta a los líderes políticos quienes tienen especial protagonismo, porque sus decisiones prácticamente hacen la diferencia entre la vida y la muerte de sus ciudadanos.

La existencia de las vacunas son un gran soplo de esperanza mundial; ahora existe competencia mundial por su adquisición donde la voluntad, habilidad de hacer negocios, recursos y logística ha hecho que muchos paises la compren en calidad y cantidad demostrando el compromiso y calidad de los presidentes frente a sus ciudadanos.  Lamentablemente en otros Estados acontece lo opuesto. Esto evidenciaría: 1) la calidad de la clase política y 2) aumentaría la brecha entre países desarrollados de los que no lo son. Cabe destacar que el virus afecta al mundo entero y es altamente contagiable; una persona infectada y sin tratamiento puede poner a todos en peligro por lo cual la solidaridad es un valor preciado.

En el caso peruano destacamos los siguientes aspectos:

  • Transición Presidencial turbulenta del presidente Francisco Sagasti al Poder.
  • Transición Democrática rumbo a las Elecciones Generales 11 abril 2021 donde muchos de los candidatos son controversiales por sus juicios e investigaciones fiscales, en sus propuestas o ausencia de las mismas. Aparentemente prevalece la improvisación, populismo y oportunismo. Más grave aún, el evidente incumplimiento de normas sanitarias en sus campañas
  • La candidatura congresal del Ex Presidente Martín Vizcarra con el Partido Somos Perú. El 09 de noviembre 2020 Martin Vizcarra fué vacado por el Congreso aplicando la causal de “incapacidad moral” prevista en la Constitución Política del Perú.
  • Aumento de conflictos sociales en descontento por la mala economía exigiendo mejoras laborales
  • Desunión/conflicto entre: Policía Nacional del Perú (PNP) y la sociedad civil, a raíz de las marchas contra el ex presidente Manuel Merino y la muerte de dos jóvenes el 14 de noviembre 2020, marchas en las cuales muy probablemente muchos peruanos se contagiaron.
  • Falta de empoderamiento a la PNP. No hay respeto hacia la autoridad y se violentan las leyes que los rigen. Nombramiento controversial del Comandante General de la PNP no respetando antigüedad/ línea sucesoria mando y pase a retiro de 18 G
  • Nombramiento del señor José Elice como ministro del Interior sin experiencia o conocimiento en dicho sector específico, siendo este personaje excandidato del partido del presidente Sagasti (Partido Morado) y familiar del Congresista Gino Costa del militante del mismo Partido Político.
  • No hay compra efectiva de camas UCI, oxígeno, e implementos en general para la lucha COVID. Junto con médicos mal remunerados.
  • Compra tardía, en comparación a otros países, de las anheladas vacunas. Recientemente, con fecha miércoles 06 de enero 2021 el presidente Sagasti informó la compra de vacunas Sinopharm y AstraZeneca.
  • Ausencia de un plan de contingencia público contra el COVID y ausencia de cifras fechacientes o acordes con la realidad de contagiados y/o muertos.

El mal desempeño de un gobierno obedece a la falta de valores y compromiso de las autoridades con el pueblo junto a la falta de preparación, conocimientos y/o experiencia para desempeñar tan altos cargos que exigen valores y liderazgo. La sociedad civil también cumple un rol fundamental al decidir quiénes serán sus Gobernantes y a FISCALIZARLOS efectivamente, la desunión, la violencia, discrepancias sin sólidos argumentos, ignorancia y manipulación hace que sean “víctimas fáciles” de intereses ajenos al bien común porque es justo en la confusión y conflicto donde prevalece la manipulación y engaño. Existe responsabilidad compartida en el éxito o fracaso de un Gobierno.

De buenos deseos no se vive ni enfrenta males reales que vivimos; tiene que haber un plan sólido en la lucha contra el COVID y desafíos, efectuando de manera sólida y profesional con los mejores profesionales en cada rubro; hechos mandan y el desempeño ha sido fatal. Los buenos deseos muchas veces terminan distorsionados, usados como caretas con fines contrarios o adversos causando un verdadero infierno al pueblo. La última Navidad y el Año Nuevo fueron las “fiestas” más tristes para muchos peruanos por la muerte de seres queridos, por lo precaria de la situación económica y decepción/repudio de la clase política.

En la otra batalla electoral es sumamente reprochable el vale todo por los votos sin planes de trabajo concretos o viables siendo un espectáculo ajeno a la seriedad y profesionalismo que requiere la crisis. Elegir lo menos malo o que peor es nada, es sumamente mediocre y al final el pueblo paga un alto precio.

Existe esperanza y coraje que deben tener bases sólidas porque sin estrategia, rumbo y acción estamos a la deriva. Apelar al aporte y conciencia de cada ciudadano de trascender yendo más allá del YO y al NOSOTROS. A pensar y trabajar como país con mejores ciudadanos líderes y autoridades.

 

Lea también: 5 ataques cibernéticos que infectaron al mundo

ETIQUETAS:

Karla Cynthia Horna Urday

Abogada, empresaria y consultora política. Experta en emprendimiento, innovación y liderazgo. Creadora de “Emprende desde el Ser” y “Empresarios de Valor”. Actor Social en Nodos Anticorrupción OEA