home Editorial 2020: entre el intruso y los desafíos

2020: entre el intruso y los desafíos

Este año 2020, será recordado por todo el mundo, indudablemente por la nefasta presencia de la pandemia causada por el SARS-CoV-2 que deviene en el COVID-19. Cuando escribo estas líneas, el mundo se acerca a las dos millones de víctimas mortales y a los ochenta millones de infectados, mis oraciones y las de mi equipo van por ellos, sus familiares y amigos.

Escribir esta editorial ha sido una revisión de un año tan complejo por lo ya mencionado, pero también por los cambios políticos, económicos y sociales que trajo consigo, pues vivir en una nueva normalidad se ha transformado en nuestro día a día desde que, a principios de 2020, los gobiernos atemorizados por las terribles consecuencias de lo que vendría, empezaron a cerrar sus fronteras para aminorar el impacto en vidas del nuevo intruso.

Trazar, al menos desde mi perspectiva la dinámica de 2020 es una revisión del Covid-19 en conjunción con la política; una combinación en la que una buena parte de los gobiernos lamentablemente no lo hizo bien: desde América hasta Europa y la lejana Asia. Sin ir muy lejos, el presidente Donald Trump en enero tenía la reelección prácticamente asegurada pero su pésimo manejo de la pandemia, lo hicieron perder la silla del despacho oval con un mal candidato como Joe Biden que logró derrotarlo en las urnas.

Miro este año como uno lleno de aprendizajes para todos, un año cargado de importantes acontecimientos y procesos electorales, observé con detenimiento las protestas sociales en distintos países del mundo, las elecciones de República Dominicana, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Venezuela, Uruguay y Bolivia, el plebiscito constitucional de Chile, y las elecciones municipales en Brasil, que en el marco de esta pandemia, pusieron a prueba las estrategias nuevas que tenían a disposición los equipos de campaña que asesoraron en esas contiendas. En mi periplo de Colombia a México por compromisos profesionales, miraba atento cada día el acontecer del mundo, y a mis ojos a veces sentía esperanzas y otras veces rabia e impotencia por el accionar de los líderes del mundo ante las apremiantes circunstancias…pero sí, hasta ahora ha sido un año de aprendizajes.

Sigo siendo un empeñado en la ciudadanización de la política, aquella en la que Doña Julia y Don Alberto se sientan dueños y corresponsables de su destino y que, a su vez, los gobiernos que se den sean éticos y comprometidos con los desafíos que al mundo le esperan, no ya en 2030, ni 2040 sino en este próximo 2021, precisamente porque aún no se terminan de configurar las consecuencias de este año.

En la Revista Acción Política, al igual que en la Consultora que tengo el honor de liderar, hemos aprovechado estos tiempos tan difíciles para la construcción de alianzas y proyectos en conjunto con consultores y amigos apasionados por lo público, con quienes hemos trabajado por la profesionalización de esta noble tarea. Con políticos más profesionales, con estrategias sólidas y con mucha academia de por medio, tendremos una política ética y comprometida con su esencia: fomentar la libertad y la democracia en nuestra región y el mundo entero.

Junto a consultores amigos, organizamos en este 2020, espacios de aprendizaje para nuestros lectores, programas formativos y conversatorios sobre la actualidad política que vivimos en el día a día, a través de las bondades que la tecnología pudo ofrecernos. A pesar de todo, 2020 no fue un año perdido. Esta revista trasladó sus contenidos temporalmente de versión impresa a su página web, vaya mi agradecimiento a nuestros lectores y articulistas de alta envergadura, quienes, desde su campo de conocimiento, compartieron sus ideas y experiencias en nuestra versión digital. Desde aquí no permitimos que el intruso nos ganara la batalla, seguimos dándola junto a un equipo de trabajo apasionado, que hoy es mi familia y, desde distintas latitudes, apostó por no doblegarse ante las dificultades.

Desde esta tribuna abogo por el mundo, por la aporreada Europa, por la diezmada África, por Asía y por los amigos oceánicos, pero América que es donde vivo, me conmociona especialmente y espero que Estados Unidos pueda superar este año 2020, deseándole éxito a su pueblo y nuevo gobierno. Latinoamérica es la complejidad, lo diverso, lo desigual y uno de los motivos por los cuales no me muevo de sus países, para ella deseo pueda resolver sus grandes atavismos y poder contribuir a ello.

Y ahora mi Venezuela. Esa tierra de gracia anclada en el norte de América del Sur, llevada por el camino de la desolación por un gobierno incompetente y una oposición desdibujada. A Venezuela le apuesto un futuro promisorio en el que todos trabajamos y trabajaremos, con amor y entendimiento, con reconocimiento del otro y superación de las heridas sociales que queden de estas dos décadas. A Venezuela, como siempre, le apuesto.

Políticamente que viene para América Latina

En el primer trimestre del año próximo, se llevarán a cabo las elecciones presidenciales y legislativas en Ecuador con todos los protocolos de bioseguridad; y posteriormente, en el mes de marzo, elecciones subnacionales de Bolivia y luego, en abril las más controvertidas generales en Perú, tras la destitución del presidente Vizcarra y Merino, en medio de una crisis política sin precedentes.

En el mes de junio, se llevarán a cabo las elecciones federales en México, para escoger a los gobernadores, alcaldes y diputados. Dichas elecciones, servirán como un referéndum de facto para el presidente López Obrador, tras la victoria del PRI en las elecciones de Hidalgo y Coahuila. Para vencer al oficialismo, el PAN, PRI y PRD irán en coalición por las diputaciones bajo la fórmula “Va por México”, convencido de que el gran reto que tienen los nuevos partidos políticos Fuerza Por México, Redes Sociales Progresistas y el Partido Encuentro Solidario, será superar el umbral del 3% para mantener su registro ante el Instituto Nacional Electoral.

También, el venidero 2021 se llevarán a cabo elecciones legislativas de Argentina en octubre, donde existe la posibilidad de que puedan convertirse en un referéndum de facto para el presidente Alberto Fernández; la elección presidencial de Chile en noviembre, luego de haberse aprobado el plebiscito constitucional y las elecciones generales de Nicaragua en noviembre, sin la participación de los partidos opositores. Por otro lado, Honduras protagonizará elecciones para renovar a su Congreso y al presidente de la República hacia finales de noviembre.

Sumado a los comicios electorales, existe una gran expectativa por la llegada de la vacuna a los países latinoamericanos y del mundo. Este hito, significará un alivio a la crisis económica y social que han vivido los ciudadanos en el último año, y también un símbolo de esperanza en recuperar la normalidad y avanzar hacia un futuro más justo, próspero y solidario. Abogo por que así sea.

En conclusión, se avecinan tiempos de grandes cambios, que desde la Revista Acción Política seguiremos cubriendo, analizando y compartiendo con todos ustedes.

Me despido agradeciendo nuevamente: a todos nuestros articulistas, colaboradores, al equipo de la Revista Acción Política y a nuestros fieles lectores, les extiendo nuestro sincero reconocimiento: ¡Por ustedes y para ustedes estamos! y deseos de paz y alegría en estas conmemoraciones.

 

Amaury Mogollón

Director General de la Revista Acción Política

Amaury Mogollón

Consultor político especializado en Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Director General de la Consultora Acción Política. Escritor y conferencista.