home Perú Gobernabilidad del Perú: crisis, huelgas y camino a la reconciliación

Gobernabilidad del Perú: crisis, huelgas y camino a la reconciliación

Los procesos son únicos, valiosos y tienen su tiempo. Cada acción política tiene un impacto y consecuencia en el destino país. Un nuevo Gobierno puede ser un cambio de timón radical o más de lo mismo. La idea es que se sienta el cambio positivo en la población, que sienta que valió la pena el sacrificio o la acción por el cambio logrado; no obstante, muchas veces existe la sensación de que todo va de mal en peor.

Un nuevo Gobierno no es sino sinónimo de gobernabilidad o solución mágica, rápida y eficiente a todos los problemas o conflictos de un país. Más aún si se arrastran graves problemas acumulados, tensión, malestar y frustración del pueblo frente a la clase política junto con altas expectativas en el nuevo gobierno. Entre los principales aspectos del novísimo Gobierno de Sagasti destacan:

  • Rol fuerzas Armadas del Perú (FFAA) y la Policía Nacional del Perú (PNP). Principio de Legalidad y Autoridad.
  • Huelgas y manifestaciones.
  • Oportunismo y populismo de candidatos rumbo elecciones 2021.

Las Fuerzas Armadas del Perú (FFAA) y la Policía Nacional del Perú (PNP) no son deliberantes. Están subordinadas al Poder Constitucional, según lo establece el artículo 169° de la Constitución política del Perú. Su desempeño en la crisis político pandémica ha sido notable en ayuda, control y solidaridad, sobre todo neutral, en las últimas transiciones presidenciales. Sin embargo, a raíz de la manifestación del 14 de noviembre contra Manuel Merino ex presidente del Perú, donde fallecieron 2 jóvenes, la PNP pasó de ser héroes a ser villanos. Generando una tensa relación entre la sociedad civil y la PNP.

Esta tensión se acentuó cuando el actual presidente del Perú, Francisco Sagasti, nombró como Comandante General de la PNP a César Cervantes aparentemente violando las normas que rigen el nombramiento de jefes de la PNP, ya que no respetó el orden jerárquico establecido por ley. Esto es considerado un acto de humillación y desmoralización a la PNP; asimismo este hecho originó el pase a retiro de 18 Generales y la solidaridad de muchos otros oficiales y ex jefes de las FFAA por la violación al principio de legalidad. A consecuencia de lo anterior, junto a presuntos vínculos familiares al terrorismo, Rubén Vargas renunció a su cargo de ministro del Interior, siendo el actual Ministro Cluber Fernanado Aliaga Lodtmann.

El principio de Legalidad y Autoridad obedecen a un Estado de Derecho donde todos los ciudadanos están obligados a cumplir con el sistema normativo que rige un país. El desconocimiento de la ley no exime de su responsabilidad y las autoridades son las primeras en dar el ejemplo de acato. Ante cualquier crisis urge mantener ambos principios para la legitimidad de cualquier gobernante y mantener coexistencia armónica y trabajo al bien común.

Actualmente, hay huelgas en el sector agrario demandando mejoras laborales, los manifestantes han bloqueado las carreteras más importantes del país. Constituye una prueba de fuego para el gobierno de Sagasti para demostrar su liderazgo y manejo de conflictos. Este paro agrario deja al momento 3 fallecidos. El Congreso cedió ante la presión y/o necesidad y aprobó derogar la Ley de Promoción Agraria que contiene el régimen laboral de los trabajadores agroindustriales. Eso alivia la tensión, pero constituye un “parche” porque aún siguen bloqueadas algunas carreteras y existe incertidumbre hasta la existencia de una nueva Ley Agraria. El efecto de arrastre aparece y otras actividades económicas también plantean ir a huelga o manifestación.

El derecho a huelga o manifestación es un derecho válido y constitucionalmente amparado. Es deber de todos los ciudadanos ser una sana y positiva oposición o fiscalización al gobierno de turno. Lo esencial es respetar los deberes y derechos de los ciudadanos ya que existe una delgada línea en defender derechos y la delincuencia o vandalismo. El mundo entero lucha por defensa de los derechos humanos, tiene que existir congruencia porque LA VIDA Y LA DIGNIDAD es una sola y vale lo mismo, por ende, debe existir igualdad y justicia para todos

Frente a este “cargamontón” de desafíos acumulados por anteriores malas gestiones presidenciales político pandémicas, muchos “líderes” políticos, empresariales y sobre todo candidatos a presidentes y congresistas de las próximas elecciones 2021 han encontrado la oportunidad perfecta de hacer críticas mordaces al gobierno de Sagasti, más no brindan soluciones efectivas o propuestas de valor a la crisis. Esto tiene un impacto negativo y mediático en la población aumentando el malestar general; también esta acción es, a todas luces, oportunista para lograr de una manera cuestionable votos.

Actualmente los partidos políticos están en elecciones internas para definir a sus candidatos oficiales en las elecciones 2021. El Partido Morado es la lista aparentemente oficialista porque es el partido del actual presidente Sagasti, aunque este renunció a dicho partido, es saludable y eficiente la neutralidad del caso; acordémonos que el ´presidente no es leal a un partido político, el presidente es y debe ser leal al pueblo.

El éxito o fracaso de un gobierno involucra y afecta a todos los ciudadanos independientemente de la afinidad o discrepancia política, la misión de todos es coadyuvar al éxito del gobierno siendo sana y proactiva la oposición, aportando valor y soluciones. “Las ideas se exponen y no imponen”, urge un llamado a la unidad, tolerancia, sobre todo a ser y defender valores democráticos dentro del Estado de Derecho.

 

Lea también: Los 5 discursos más polémicos en la ONU

ETIQUETAS:

Karla Cynthia Horna Urday

Abogada, empresaria y consultora política. Experta en emprendimiento, innovación y liderazgo. Creadora de “Emprende desde el Ser” y “Empresarios de Valor”. Actor Social en Nodos Anticorrupción OEA

Un comentario en «Gobernabilidad del Perú: crisis, huelgas y camino a la reconciliación»

Los comentarios están cerrados.