home Actualidad política Guatemala, un pueblo en la lucha por sus derechos

Guatemala, un pueblo en la lucha por sus derechos

El pasado fin de semana, Guatemala fue el centro de atención ante las protestas que iniciaron el sábado, donde miles de manifestantes expresaron su descontento ante la decisión del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei y el Congreso guatemalteco, de aprobar el presupuesto del Estado para 2021 que se dió el pasado miércoles.

Este presupuesto, redactado por el Ejecutivo alcanzó una cifra de 12.8000 millones de dólares, y fue aprobado por el Congreso, que es mayoritariamente oficialista. El mismo fue criticado por expertos tras haber sido aprobado en la madrugada, y sin que 160 diputados pudieran obtener el acceso al mismo, a su vez poseía amplias reducciones para temas sanitarios y de derechos humanos.

El descontento por parte de la población surge ante considerar que el presupuesto no se enfoca en el combate de la pobreza, que acorde con cifras oficiales, en la actualidad afecta al 59,3% de los casi 17 millones de habitantes. La crítica central viene de que el aumento del gasto público se focalizó principalmente en el desarrollo de infraestructura, para beneficio de las constructoras, dejando a un lado el combate de la pobreza, así como la educación y sobre todo la salud, ante una crisis como la del coronavirus cuyas cifras de muertos y contagiados son importantes.

El inicio de todo

El pasado viernes, ya en las redes sociales se concentraban, acorde con diversos medios, ante el hecho que se aproximaba, el vicepresidente de Guatemala, Guillermo Castillo, le pidió al mandatario que ambos solicitaran la renuncia con el fin oxigenar a la nación ya que las cosas en el país no estaban para nada bien.

«Quiero dejar muy claro el planteamiento: por el bien del país que presentemos ambos nuestra renuncia al cargo, que lo hagamos juntos para descartar esas ideas sediciosas que se dicen que se tienen o que se piensen que yo le quiero dar golpe para quedarme en su puesto», expresó Castillo.

Para el sábado, 21 de noviembre, miles de guatemaltecos salieron a la calle, pidiendo la renuncia de Giammattei, aunque la idea era protestar de forma pacífica cientos de manifestantes atacaron e incendiaron el edificio del congreso, posterior a eso, la policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a 10,000 personas que protestaban pacíficamente a unas cuadras en la Plaza de la Constitución.

Aproximadamente 12 policías y 15 manifestantes resultaron heridos, además más de una treintena se encuentran detenidos. Segundos los reportes de diversos medios, la represión policial se extendió a varios departamentos del país.

Tras dos días de fuertes manifestaciones en el país, el Congreso dió marcha atrás al polémico presupuesto. El presidente del Congreso, Allan Rodríguez, informó que el trámite del presupuesto, se había suspendido. Con esta acción, el presupuesto no será enviado para su publicación o veto presidencial, y por ende quedará archivado.

A pesar de la nueva decisión del congreso, todavía las protestas continúan en algunas partes del país, donde algunos manifestantes exigen la renuncia del presidente del país tras considerar que no ha logrado manejar de forma efectiva la situación del país y que al contrario solo profundiza una crisis llena de corrupción.

Lea también: A Viva Voz del Perú: Nuevo gobierno de Sagasti

Un comentario en «Guatemala, un pueblo en la lucha por sus derechos»

Los comentarios están cerrados.