home Actualidad política Debates EE.UU 2020: Trump vs. Biden

Debates EE.UU 2020: Trump vs. Biden

El presidente Trump y el nominado demócrata Joe Biden se enfrentaron la noche de este jueves en el último debate presidencial de 2020 en la Universidad de Belmont en Nashville, donde discutieron la pandemia de coronavirus, la interferencia extranjera en las elecciones estadounidenses, la inmigración, entre otros.

La moderadora, Kristen Welker de NBC News, hizo un trabajo extraordinario en el manejo de los tiempos y ritmo del debate. Mientras tanto, los candidatos esta vez sí estuvieron a la altura de las circunstancias, con argumentos, lenguaje y tono mucho más moderado.

A diferencia del debate anterior, los micrófonos de los candidatos se silenciaron en ocasiones mientras el otro hablaba, una nueva regla para evitar que se repitan las interrupciones de Trump en el primer debate. Además, fueron separados por vidrios de plexiglás para evitar el contagio de COVID-19.

Trump, mucho más moderado y tranquilo, logró que el candidato demócrata cometiera errores y contradicciones. Mientras tanto, Biden utilizó un tono mucho más fuerte y mantuvo la presión sobre el manejo de Trump de la pandemia de coronavirus. Ambos lograron el cometido.

Lea también: El debate de contraste: Harris vs. Pence

Desde los primeros minutos, los dos candidatos adoptaron posturas opuestas sobre la pandemia y Trump prometió que la enfermedad estaba “desapareciendo” mientras que Biden pidió acciones federales mucho más agresivas para el “invierno oscuro” que se avecina.

Cuando el presidente Trump dijo: “Estamos aprendiendo a vivir con el coronavirus”, Biden utilizó un par de líneas que marcaron el segmento del COVID-19: “Estamos aprendiendo a morir con esto”. El mandatario republicano respondió: “No es mi culpa que haya venido aquí, es culpa de China”.

En el segundo segmento del debate, los intercambios se volvieron marcadamente personales, ya que el enfoque se desplazó hacia la interferencia extranjera en las elecciones estadounidenses. Biden habló primero, advirtiendo que países como Rusia e Irán “pagarían un precio” por manipular la campaña.

Trump rápidamente intensificó el tema al blandir las acusaciones no probadas sobre el hijo de Biden para acusar a su rival de tomar personalmente dinero de intereses extranjeros. “Te estaban pagando mucho dinero y probablemente aún lo hacen”, dijo.

Lea también: EE.UU 2020: Facebook y Twitter en la cúspide de la polémica

Biden rechazó la acusación y dijo que no había tomado “ni un centavo de ninguna fuente extranjera en mi vida”. Presionando al presidente, citó el reportaje de The New York Times, acusó a Trump de mantener una cuenta bancaria en China y desafió al presidente a que dejara que el pueblo estadounidense viera sus declaraciones de impuestos.

Después del prolongado intercambio, Biden buscó girar con una frase ensayada en la que miró a la cámara y dijo: “No se trata de su familia ni de mi familia. Se trata de la familia de ustedes”.

Ambos candidatos expresaron apoyo al gasto federal a gran escala para ayudar a reactivar la economía y apoyar a las personas y familias en aprietos, una iniciativa que sigue atorada en el Congreso. Trump volvió a culpar a la líder de la Cámara de Representantes por la demora y prometió que, de existir un acuerdo, los legisladores de su propio partido se alinearían.

Lea también: El caótico primer debate presidencial

Días después de que se reportó que el gobierno no había conseguido ubicar a los padres de más de 500 niños migrantes separados de su familia por el gobierno de Trump, el presidente evadió en repetidas ocasiones las preguntas sobre sus planes para reunir a dichas familias. “Lo estamos intentando mucho”, dijo Trump antes de intentar atacar las políticas fronterizas del gobierno de Obama.

Mientras tanto, Biden culpó al presidente de la política de separación familiar. “Esos niños solos, sin un lugar a donde ir. (…) Es criminal. Es criminal”. Y también insinuó que sería más eficiente al abordar el tema que el presidente con el que trabajó, Barack Obama.

Después de que Biden describiera el cambio climático como una “amenaza existencial” que requería una respuesta gubernamental total, Trump presentó un contraargumento insistiendo que la energía eólica es “extremadamente cara” y “mata a todos los pájaros”.

En este debate, en medio de algunas falsas verdades y contradicciones por ambos candidatos, presentaron un debate mucho mejor que el anterior, mostrando su visión y su proyecto para Estados Unidos a partir del año 2021.

Redacción Acción Política

El equipo de Acción Política es el responsable de las actualizaciones de información de actualidad del portal