home home El debate de contraste: Harris vs. Pence

El debate de contraste: Harris vs. Pence

El primer y único debate vicepresidencial fue llevado a cabo en la Universidad de Utah, marcado por aciertos y errores por parte de ambos candidatos, que lograron superar el espectáculo bochornoso entre Joe Biden y Donald Trump en el pasado primer debate presidencial.

Los candidatos fueron separados por más de 4 metros de distancia con vidrios de plexiglás para evitar el contagio de coronavirus, tras el positivo del presidente Donald Trump y algunos miembros de la Casa Blanca.

La moderadora, Susan Page, jefa del buró en Washington de USA Today, marcó los tiempos durante todo el debate, llevando a la mesa preguntas interesantes que fueron desviadas reiteradas veces por ambos.

Los debates vicepresidenciales son poco determinantes en las elecciones presidenciales y el llevado a cabo entre Kamala Harris y Pence no será la excepción. A pesar de ello, este evento se proyectó como la antesala a la elección presidencial de 2024.

Kamala Harris y Mike Pence: la contraposición de estilos

Harris es el complemento perfecto para Joe Biden. La senadora comenzó muy enérgica y segura, logrando transmitir su carisma e imponiéndose a las interrupciones de Pence. Inició al ataque con la frase: “El pueblo estadounidense ha sido testigo del mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia de nuestro país”.

El “I’m speaking” de Kamala se convirtió en tendencia en redes sociales, frase que repitió constantemente ante las interrupciones de Pence. A diferencia del republicano, ella llamó a los electores a votar.

Debate de contraste

Por el contrario, Mike Pence transmite la tranquilidad, la serenidad y la empatía que no sabe transmitir Donald Trump. Con un magistral manejo de los tiempos, tuvo la capacidad de evadir las preguntas tajantes del debate y atacar a los demócratas en algunas ocasiones.

El exgobernador de Indiana dirigió su mensaje a la base conservadora republicana, al corazón industrial del país, con el fin de mejorar los números de Trump de cara a la elección del próximo de 3 de noviembre.

14 vicepresidentes de 48, han acabado siendo presidentes. Pence, como la mayoría de los vicepresidentes anteriores tuvo sus ojos puestos en una candidatura presidencial propia.

Coronavirus, el acierto de Harris

El principal tema del debate fue dominado con creces por Kamala Harris. Sus mejores 15 minutos de debate fueron en este primer segmento. Señaló el desastre de Trump en el manejo de la pandemia y la falta de un plan del gobierno republicano.

La pandemia, que ha marcado la campaña presidencial, deja ya más de 7,5 millones de contagios y más de 211.000 muertos.

Sorprendentemente, ninguno de los candidatos enfatizó que la propia Casa Blanca se ha convertido en el último foco de contagio del coronavirus en el país.

La economía, el fuerte de Pence

La economía, por su parte, fue el segmento en donde se vió más cómodo el vicepresidente Mike Pence, quien destacó que su gobierno ha creado 11.6 millones de empleos y además ha recortado los impuestos y las regulaciones. “La economía estadounidense, el regreso estadounidense está en la boleta”, argumentó.

Mientras, Kamala Harris defendió su plan económico junto a Biden ante las acusaciones de Pence de que pretenden subir los impuestos. “Nuestro plan fiscal no aumentará los impuestos a nadie que gane menos de 400.000 dólares y reducirá los impuestos para las familias de clase media”, dijo la senadora.

La mosca: la protagonista de la noche

Durante el debate entre los aspirantes a la vicepresidencia, una mosca se posó sobre el cabello del republicano durante al menos dos minutos.

La mosca cobró tanta popularidad, que, hasta el candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, bromeó en su cuenta de Twitter sobre el curioso incidente y posó con un matamoscas.

Debate de contraste

La mosca en la cabeza de Pence se robó el show y será lo más recordado del debate.

Una cita cumplida

A pesar de que la senadora demócrata comenzó de forma extraordinaria en el primer segmento, se fue desdibujando en el transcurso del debate. Sin embargo, logró alejarse de las posiciones extremistas del partido demócrata.

Mientras tanto, el exgobernador de Indiana, fue creciendo a medida que transcurría el debate, atacando fuertemente el historial de voto de la senadora y destacándose en los temas de política exterior y cambio climático.

Pero, a fin de cuentas, no hubo un ganador claro. Ambos candidatos cumplieron con la cita: arreglar el desastre del debate presidencial entre Trump y Biden, marcada por los ataques y los insultos.

Los debates en política son una lucha de percepciones durante 90 minutos. Ni más ni menos.

 

Lea también: Bolivia 2020: La renuncia de Áñez dibuja un nuevo escenario electoral

 

2 comentarios en “El debate de contraste: Harris vs. Pence

Los comentarios están cerrados.