home home Bolivia 2020: La renuncia de Áñez dibuja un nuevo escenario electoral

Bolivia 2020: La renuncia de Áñez dibuja un nuevo escenario electoral

En Bolivia, finalmente se realizarán las elecciones generales este 18 de octubre de 2020, en las cuales los ciudadanos tendrán la oportunidad de elegir al presidente, vicepresidente, senadores y diputados por el período 2020-2025. Es importante poner en contexto la difícil situación por la que atraviesa este país y mencionar que estos comicios se celebrarán después de las elecciones fallidas de octubre de 2019.

Luego del vacío de poder después de la renuncia de Evo Morales, acusado por fraude electoral, asume al cargo a la presidencia Jeanine Áñez con tres tareas fundamentales:

  1. Pacificar el país.
  2. Nombrar un nuevo Tribunal Supremo Electoral que garantice elecciones transparentes.
  3. Convocar a nuevas elecciones.

Para lograr estas tres tareas, el gobierno transitorio en principio tenía 70 días.

Pero a poco tiempo de asumir el cargo, Áñez misma decide ser parte del juego y postularse como candidata a la presidencia por la alianza JUNTOS.

Esta alianza conglomeraba al principio a cuatro partidos y alianzas ciudadanas, de las cuales sólo una tiene alcance nacional, se trata del Movimiento Demócrata Social, más conocido en Bolivia como Demócratas, las otras tres sólo tienen alcance departamental, Soberanía y Libertad (Sol.bo) liderada por Luis Revilla, actual alcalde en La Paz, TODOS liderada por el gobernador Adrián Oliva en Tarija y UNIR del exalcalde Óscar Montes, más tarde se suma a esta alianza, Unidad Nacional (UN) con su líder Samuel Doria Medina, quien fue acompañante de fórmula de Áñez y candidato a la vicepresidencia por JUNTOS.

Seguros de lograr una alianza sólida y fuerte para hacerle frente al MAS (Movimiento al Socialismo), Gonzalo Barrientos diputado por Demócratas, afirmó esa vez que más agrupaciones y alianzas ciudadanas se sumarían a este proyecto.

El error de JUNTOS, fue no ver desde el principio que en Bolivia atravesamos por un momento muy delicado, el ciudadano no confía en los procesos electorales, ya que durante el gobierno de Morales, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) -máxima autoridad en materia electoral-, junto al Tribunal Constitucional, se inclinó abiertamente para favorecer al gobierno de Evo Morales, habilitándolo para las elecciones del 2019, violando la propia Constitución Política del Estado y, lo más importante, la misma Añez y su entorno, no supieron hacer una lectura cabal de las causas que fueron el detonante para que estallara esta crisis política tan profunda, es decir los indicios de fraude electoral, la corrupción en el TSE y la intromisión del órgano ejecutivo en estos y anteriores comicios, pues la calidad de los procesos electorales bajo el gobierno de Morales en Bolivia ya había entrado en un evidente proceso de descomposición en los últimos años.

Hoy es momento de devolverle la confianza al ciudadano, encaminar al pueblo boliviano hacia unas elecciones transparentes y pacificar el país, sin la sombra de la reelección.

Desde el principio la candidatura de la presidenta Añez recibió duras críticas por una gran parte de la población, y también por parte de sus adversarios en esta contienda electoral, naturalmente esto iba a tener consecuencias negativas que se materializaron en los resultados de las diferentes encuestas, en las que la alianza JUNTOS, estaba en cuarto lugar y con tendencia a bajar aún más con los días.

Aparentemente fueron los resultados de las encuestas las que llevaron a esta alianza a desistir de ser parte de las elecciones. En marzo, JUNTOS tenía 18% en la intención de voto y bajó en septiembre en las últimas encuestas de Jubileo a 8%.

Ahora bien, esta renuncia implica que se mueven las fichas del tablero electoral en Bolivia y surge la pregunta, a favor de quién se mueven, será a favor de Carlos Mesa, candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana, quien está segundo en todas las encuestas, será a favor de Luis Fernando Camacho, candidato a la presidencia por Creemos, quien ha ido subiendo poco a poco en las encuestas y tiene apoyo en Santa Cruz de la Sierra, departamento que de acuerdo a algunos analistas políticos definirá los resultados de las elecciones.

El hecho es que el voto anti- MAS, se ve seriamente afectado por la presencia de varias agrupaciones y alianzas ciudadanas con poca fuerza, que cumplen sólo un rol fragmentador en estas elecciones, algo que podría favorecer al partido al que casi un 70% de la población aparentemente ya no quiere en el gobierno.

Para algunos politólogos y analistas, esta renuncia es extemporánea y llega tarde, porque si se hubiera tomado esta decisión antes, quizá las otras fuerzas políticas hubieran podido llegar a mejores acuerdos y negociaciones.

Hoy se esperan los resultados de las últimas encuestas y del único debate presidencial para saber hacia dónde se iría el capital electoral de JUNTOS, seguro una parte se irá a Comunidad Ciudadana y otra a Creemos, es casi imposible que se vaya hacia el MAS, pues Añez atraía al voto anti-masista.

El gobierno transitorio atraviesa una profunda crisis de gestión y de gabinete ya que los ministros de Economía, Óscar Ortiz, de Trabajo, Óscar Mercado, y de Desarrollo Productivo, Abel Martínez, anunciaron hoy que dejan el puesto, en medio de diferencias internas en el gobierno.

Donde se pone el dedo, salta la pus de la crisis, el gobierno de Jeanine Áñez comenzó con una crisis y por lo visto terminará con una crisis, sin contar con las crisis que atravesó en el durante.

El error de apostar por la candidatura, el extenso tiempo de transición, la crisis de salud por la pandemia con sus efectos colaterales (economía, educación, empleo), las denuncias de corrupción, etc., dejan hoy al gobierno transitorio en una posición muy difícil.

Esperamos llegar al día de las elecciones con la ilusión de elegir al próximo gobierno y tener días mejores con estabilidad, paz, tolerancia y pluralidad.

Referencias

  • Grupo El Deber
  • Los Tiempos
  • Página Oficial Tribunal Supremo Electoral

 

Lea también: Los 5 éxodos migratorios más grandes de la actualidad

 

 

ETIQUETAS:

Ivanna Torrico

Lic. enCiencias de la Comunicación Social. Máster en Marketing Político 2.0. Coordinadora de columnistas: Política Comunicada (Argentina). Coordinadora de comunicación de ElectMe (España). Columnista. Conferencista. Miembro de la Asociación de Consultores, Estrategas e Investigadores Políticos (ACEIPOL). Miembro de la Red Regional DemoAmlat, un proyecto impulsado por Transparencia Electoral cuya misión central es el compromiso con el fortalecimiento democrático en la Región. Docente: Comunicación Política.

Un comentario en «Bolivia 2020: La renuncia de Áñez dibuja un nuevo escenario electoral»

Los comentarios están cerrados.