home Editorial EE.UU 2020: El caótico primer debate presidencial

EE.UU 2020: El caótico primer debate presidencial

Un debate lleno de caos y carente de argumentos válidos para determinar cuál podría ser el mejor candidato a la presidencia. El primer debate presidencial de Biden vs. Trump será conocido como uno de los más conflictivos y vacíos de la historia.

El debate efectuado en el campus universitario Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio, a pocas semanas de los comicios electorales, solo pudo mostrar la hostilidad que existe entre los candidatos.

Debido a las medidas de seguridad no hubo apretón de manos, tanto el candidato demócrata como el candidato republicano tenían un tiempo determinado para exponer sus visiones de distintos tópicos esenciales como la pandemia, la serie de protestas en el país contra el racismo, la economía, la salud pública o el status de las elecciones, esto no solo ante el público americano, sino ante el mundo. Pero dicho encuentro solo terminó dejando más que desear para la opinión pública al no llegar a ideas concretas y a los constantes ataques por parte de Trump.

La estrategia de Trump se basó en atacar a Biden, mientras que Biden no tomaba mucho protagonismo, tras las interrupciones constantes del actual presidente de los Estados Unidos, el moderador decidió tomar cartas en el asunto.

No se puede decir que alguno de los candidatos destacó más que otro, ambos tuvieron deficiencias muy notables. El demócrata no mostró mucha fuerza ni convicción y el republicano apeló a la agresividad, los ataques y la ausencia de escucha a su contendiente. Se puede clasificar como un debate muy poco civilizado.

Al finalizar la contienda, las encuestas exprés de medios como CNN y CBS mostraron a Biden como el ganador, pero esto solo causó confusión para los televidentes, ya que, acorde con el medio El País, solo un 3% de los electores afirman que es probable que el debate les ayude a definir el voto.

En las encuestas publicadas a la mañana siguiente no existe ningún tipo de variación, no se tiene un ganador determinado. La opinión pública y los medios de comunicación rechazaron de forma muy fuerte los debates.

En conclusión, el gran perdedor de la noche del primer debate fue Estados Unidos.

 

Lea tambien: EE.UU 2020: La importancia de los debates presidenciales