home home La democracia: un sistema en crisis

La democracia: un sistema en crisis

La crisis sin precedentes causada por la pandemia ha creado importantes desafíos sociales, políticos y legales a escala mundial. A medida que los países de todo el mundo toman medidas urgentes para responder a las crisis, para la ciudadanía es fundamental seguir defendiendo el estado de derecho y la democracia como forma de gobierno para garantizar el progreso social y la igualdad ante la ley.

El coronavirus parece estar adaptado al gobierno autoritario y a los políticos que han surgido en los últimos años. Aunque algunos de ellos no creyeron en su seriedad al principio, ahora se puede utilizar para reducir la libertad democrática, dar un nuevo papel a los militares y promover el nacionalismo frente al cierre de fronteras para la migración y la cooperación entre naciones.

En cualquier tipo de cultura política (democrática o no) cuando existe alguna combinación de incertidumbre, inseguridad y miedo, los ciudadanos por lo general están más dispuestos a sacrificar ciertas libertades y hasta pueden llegar a pedir (sin necesariamente tener conciencia de ello) que el Estado se las quite.

El coronavirus ha sido utilizado por los gobiernos autoritarios para implementar medidas impopulares, a través de la conocida Doctrina del Shock, que propone que las políticas económicas de Milton Friedman y de la Escuela de Chicago han alcanzado importancia en países con modelos de libre mercado a través de impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares.

Hoy nuestra democracia se encuentra en jaque. Nuestro sistema de gobierno se encuentra en su peor momento en los últimos años, de acuerdo al ‘Índice de Democracia Global’, elaborado por la revista The Economist y publicado este año.

En el estudio solo se considera que existen 22 democracias plenas en todo el mundo, entre las que se encuentran los países hispanohablantes de Uruguay (en el puesto 15 con 8,38), España (en el 16, con 8,29), Costa Rica (en el 19, con 8,13 puntos) y Chile (en el 21, con 8,08).

“La marcha global de la democracia se estancó en los 2000s y retrocedió en la segunda década del siglo XXI. Pero la reciente oleada de protestas en los países en vías de desarrollo y la insurgencia populista de las democracias maduras, muestran el potencial de la renovación democrática», sentencia Joan Hoey, editor de The Democracy Index.

En todo el mundo, las organizaciones de la sociedad civil han respondido al llamamiento a la acción de la Organización de las Naciones Unidas para enfrentar las diversas formas en la que el COVID-19 puede afectar la democracia y aumentar el autoritarismo. Entre ellas cabe destacar:

  • El desarrollo de la alfabetización mediática y la seguridad digital
  • Luchar contra la desinformación y el discurso de odio, que se han multiplicado durante la crisis.
  • Capacitar a los periodistas de forma remota para informar sobre el impacto de la pandemia con una cobertura profunda y real, mientras se mantienen seguros en la primera línea.
  • Empoderar a las mujeres contra la violencia de género, que se ha disparado en medio de cierres, cuarentenas y presiones sociales y económicas del Covid-19.
  • Dar a conocer los desafíos de la desigualdad y la deficiente prestación de servicios agravados por la crisis, con un enfoque específico en las necesidades y derechos de las mujeres, los jóvenes, las minorías y otras poblaciones marginadas, para ayudar a que los gobiernos rindan cuentas.

Hoy, 15 de septiembre de 2020, se conmemora el Día Internacional de la Democracia para recordar que la democracia se debe de centrar en las personas. Este día nos recuerda que debemos continuar participando y luchando para que este ideal pueda convertirse en una realidad que todos puedan disfrutar, en cualquier lugar del mundo.

La democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado. 

– Winston Churchill

 

Lea también: 5 analistas y estrategas importantes en la historia

 

Un comentario en «La democracia: un sistema en crisis»

Los comentarios están cerrados.