home Juventud Los jóvenes de Nicaragua, protagonistas del cambio

Los jóvenes de Nicaragua, protagonistas del cambio

Los jóvenes universitarios de Nicaragua, fueron el motor de las protestas en el año 2018 contra el régimen de Daniel Ortega, quienes salieron a las calles para defender los derechos sindicales de los jubilados y los trabajadores, y fueron reprimidos por grupos armados de forma violenta dentro y fuera de los recintos universitarios.

En medio de la represión y la fuerza del régimen, los jóvenes se mantuvieron en las calles y con sus bases conectadas con el objetivo de impulsar un cambio en el sistema político del país, a través de organizaciones juveniles.

Sin embargo, desde el comienzo de las protestas, los partidos tradicionales de Nicaragua han tratado de restar protagonismo a los jóvenes, intentando imponerse como mayoría en ese espacio y cerrando las posibilidades de impulsar un cambio en el país. En este contexto, los jóvenes no aceptan ser utilizados “para la fotografía” y quieren ser los protagonistas en espacios de incidencia y participación política.

A pesar del desinterés de los empresarios, partidos políticos y la Iglesia sobre la participación de los jóvenes en los asuntos públicos, los jóvenes han asumido su responsabilidad y han decidido ser los actores principales que impulsen las transformaciones sociales y políticos que necesita el Estado de Nicaragua.

En Nicaragua se han registrado distintas detenciones a estudiantes universitarios, caracterizadas por la ausencia de orden judicial, la falta de información precisa sobre los cargos o motivo de la detención y falta de comunicación oportuna a la familia sobre el lugar de reclusión y prácticas de tortura y amenazas a autoridades universitarias, lo que constituye una violación sistemática de derechos humanos que se encuentran consagrados en el ordenamiento jurídico interno y tratados internacionales suscritos por el Estado.

Del mismo modo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó que desde el 18 de abril de 2018, 322 personas han fallecido en el contexto de las manifestaciones en Nicaragua, sin embargo, autoridades estatales reconocen únicamente 197 fallecidos.

Sin duda alguna, los jóvenes son quienes cuentan con el ánimo, la fuerza, el valor y el espíritu para salir a las calles y reclamar sus derechos a pesar de la exclusión categórica a estos grupos, la criminalización de la protesta y la falta de oportunidades en el ámbito educativo y laboral.

Los jóvenes a lo largo de la historia han sido un grupo excluido por los partidos que conforman el sistema político nicaragüense. Sin embargo, a partir del año 2018, esta es una realidad que ha comenzado a cambiar.

 

Lea también: «Coaching y Equipos Políticos» por Cesar Bollero.