home Política en tacones, Actualidad política, Opinión Mujeres líderes y el manejo del coronavirus

Mujeres líderes y el manejo del coronavirus

El COVID-19 ha puesto en el ojo del huracán a los gobernantes de todos los rincones del planeta. Esta pandemia ya supera la barrera de las 200 mil muertes y una cifra cercana a los tres millones de contagiados.

Diferentes medios de comunicación a nivel mundial han reportado los aciertos y los despropósitos de los dirigentes globales. Mandatarios como Donald Trump (Estados Unidos), Boris Johnson (Reino Unido) y Jair Bolsonaro (Brasil), por nombrar solo algunos, se han convertido en el claro ejemplo de lo que no hay que hacer: subestimar al enemigo, para este caso exactamente al SARS-CoV-2.

Sin embargo, la revista Forbes en un reciente artículo publicado, destacó una mejor gestión de la pandemia en países como Alemania, Taiwán, Nueva Zelanda, Islandia, Finlandia y Noruega, considerando que sus líderes han logrado ralentizar la expansión con un manejo oportuno y apropiado de esta contingencia.

En este selecto grupo de países existe un dato importante para destacar y es que quienes están al frente de la pandemia son mujeres.  El medio estadounidense asegura que son cuatro los elementos fundamentales que han llevado a responder mejor a la crisis del Coronavirus: “honestidad, determinación, tecnología y amor”.

Es Angela Merkel, canciller de Alemania, la líder más reconocida en esta selecta y escasa lista. Si bien esta potencia es el quinto país que registra mayor número de contagios, la cifra de fallecidos es mucho menor comparado con sus vecinos del viejo continente.

Alemania representa una excepción en Europa. Con una cifra que llega a los 5.500 fallecidos, se encuentra muy por debajo de países como Italia que alcanza las 26.384 muertes o España con 22.245.

El de Merkel es solo un caso por citar, pues en varios medios de comunicación se ha destacado cómo estas líderes han tomado decisiones oportunas, caracterizadas por la determinación, el uso adecuado de las tecnologías, la innovación, un discurso empático y resiliente que llega a sus ciudadanos, por nombrar solo algunas de las estrategias que han desplegado para hacer frente a la pandemia.

Sin irnos tan lejos en el mapamundi, en mi país, Colombia, el panorama no es diferente. Ejemplo de ello da la favorabilidad de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien a la fecha presenta un 78% de aceptabilidad por su gestión en tiempos de Coronavirus.

Ahora bien, enfoquemos la mirada en las actitudes de estas líderes con algunos de sus homónimos. Hombres fuertes que han utilizado la pandemia en muchas ocasiones para enaltecer su ego, como estrategia para posicionar y mejorar su imagen. Incluso usar un discurso belicista y hasta jocoso y que los ha puesto en la mira de todos por sus despotismo y autoritarismo, como los casos ya mencionados de los presidentes de Estados Unidos y Brasil.  De acuerdo con Forbes, varios años de investigación han sugerido que los estilos de liderazgo de las mujeres pueden ser beneficiosos.

Una de las conclusiones, desde lo personal pero que encaja perfectamente en el colectivo, es que el Coronavirus llegó para darnos una lección como sociedad. De los 193 países que hay solo en diez de ellos las riendas de su gobierno las dirigen mujeres. Esta pandemia parece haber llegado para demostrarnos que las cifras deben cambiar. 

Que sea el momento de hacer un alto en el camino y discutir la participación de las mujeres en puestos de poder pues, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para llegar a la paridad de género como jefes de Estado o de Gobierno en algunos países faltarían unos 107 años.

Si bien ya he mencionado diferentes y brillantes ejemplos de mujeres, salta a simple vista su ausencia en la toma de decisiones importantes en la pandemia. En la mayoría de gobiernos, la vocería ha sido tomada por el género masculino. 

“En el ámbito de la participación política, las cifras hablan por sí solas: el 90% de los jefes de Estado y de Gobierno son hombres, al igual que el 76% de los parlamentarios”, destaca la oficina de prensa de la ONU.

Es claro que como sociedad no estamos preparados aún para reconocer el trabajo en la política de las mujeres. El COVID-19 se convirtió en el ‘motor’ de las innovaciones simples, que han desencadenado el liderazgo femenino y que parece proceder de un universo paralelo al que no estamos acostumbrados.

No se trata de poner sobre la mesa de debate el papel que desempeñan hombres y mujeres, sino de entenderlos como modelos de liderazgo que en muchos casos se complementan.

Por último y como mujer, reconozco ese rol central vertebrador que muchas llevamos casi que impregnado. Capaz de sostener hogares, empresas y hasta gobiernos. Tal vez exista una asociación entre esta crisis mundial que enfrentamos y el empoderamiento femenino.

ETIQUETAS:

Érika Cáceres

Comunicadora Social con especialización en Gerencia Estratégica. Ha desempeñado su labor de comunicar en diferentes entidades del estado tales como la Gobernación de Santander, la Alcaldía de Girón y la  Personería de Bucaramanga. Recientemente estuvo vinculada a las campañas a la alcaldía de su ciudad en Bucaramanga y al Congreso de Perú en Lima.