home Actualidad política, Colombia, Las 5 de la Revista Acción Política, Perú, República Dominicana, Venezuela Estos son 5 errores que no debes cometer al hablar en público

Estos son 5 errores que no debes cometer al hablar en público

Oradores, ponentes, profesores, conferencistas; ah y políticos también. Son aquellos grupos de profesionales que, quieran o no, siempre tendrán que enfrentarse a grandes públicos. Sin embargo, son los políticos aquellos que están sometidos más al escarnio público que cualquier otro profesional, y es que, por su trabajo, sus declaraciones en buena parte de las veces resultan en memes, tergiversaciones o distorsiones mediáticas que, en la generalidad de los casos, no traen cosas buenas ni a gobernantes, ni a aspirantes a gobernantes cuando están en una campaña.

 

Las 5 de la Revista Acción Política, trae en esta oportunidad, errores que no debes cometer al hablar en público. Y es que resulta muy importante para los políticos, expresarse de forma correcta, enviando los mensajes apropiados a sus audiencias con una estrategia planificada y unas tácticas persuasivas que minimicen la probabilidad de burlas, o lo que es peor, que si mensaje se convierta “en uno más” de la marea de políticos que se dirigen a sus audiencias. En las 5 de la Revista Acción Política creemos que estos son los errores que no debes cometer al hablar en público:

 

Ignorar el objeto de tu mensaje.

Creemos que si ignoras el objeto de tu mensaje estas perdido. Esto significa que al no saber qué mensaje enviar, careces de estrategia, de tácticas, y lo que es peor, de audiencia, con lo cual, saltarás “sin ton ni son” de un lado a otro y tus espectadores lo notarán. Todo mensaje bien conocido y arraigado en tu subconsciente, tiene una estructura lógica de transmisión, es allí dónde puede ser inteligible para tu público. Si tu lo dominas, tienes gran parte de esa alocución ganada. Ojo, no todo es eso.

 

                                                                                                 No conectar con la audiencia.

Consideramos que si tu audiencia se desconectó de tu mensaje, también estás perdido. En esta era de las Nuevas Tecnologías, lo más importante es hacerles a las personas la vida más sencilla. No complejices tu discurso, no uses frases demasiado técnicas porque ocasionarás un cortocircuito entre tú y tu público. No alargues tu alocución porque está demostrado que el lapso de atención del cerebro humano es más breve de todo lo que tienes por decir. Histrionisa sin ser un payaso, sé amable, cuenta una historia y olvida las cifras que a la gente eso no le gusta.

 

No intentes parecer perfecto (a).

Si hay algo demostrado es que la perfección no existe. De hecho, parecer perfecto y hacerte el sabelotodo te traerá problemas; seguramente pensarán que eres arrogante y que crees estar en otro estadio humano. La gente busca alguien que se parezca a ellos, común y corriente, con virtudes y defectos. Cada presentación en público que hagas, debe mostrarte humano, aterrizado, tal cual como tu público. El público espera que evidentemente sepas de lo que hablas, sin alardes y haciéndole ver a ellos que saben tanto como tú o incluso más dependiendo del tema a tratar. Si estás en una campaña y te dirigirás a las mujeres de determinado barrio, debes ser más empático y oír, escuchar mucho porque son probablemente ellas quienes le darán rostro y realidad a las palabras que traes.

 

                                                                                                             Presentación aburrida.

Si debes hacer una presentación, evita que ésta sea aburrida. Lo aburrido mata la conexión, y es por ello que tu presentación debe ir acompañada de poco texto, ser colorida, con acompañamiento de videos y también bastante breve. Recuerda que tú, tu histrionismo, la presentación y tu cercanía, son suficientes para atrapar al público. Sin embargo, siempre debes tener presente que todo debe estar bien estructurado y con una estrategia de fondo.

 

Tono de voz lineal.

Es una de las peores tragedias que le puede pasar a un político. El tono de voz se educa, se trabaja y se entrena para manejo de públicos. No es la pauta más apropiada que un político aburra a su audiencia con un tono de voz totalmente lineal. La voz tiene matices increíbles que puedes entrenar para algunas partes de tu alocución en donde no solo necesites la voz, sino el gesto y la postura no verbal para que el mensaje pueda calar a la perfección.

 

Hablar en público es uno de los artes más interesantes que existen; muchos grandes políticos oradores pasaron su vida en distintos escenarios; y está claro que requiere mucho entrenamiento y que muchas veces se deja este noble arte de último en el entrenamiento de un político cometiendo errores garrafales que pueden costarle incluso años de trabajo en su carrera. Es por ello que, si tu debilidad es discursiva, te invitamos a que la fortalezcas lo más pronto posible con gente especializada para tal fin.

El equipo de Acción Política es el responsable de las actualizaciones de información de actualidad del portal

-->
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial