home Actualidad política Twitter y el segundo debate presidencial mexicano

Twitter y el segundo debate presidencial mexicano

Por: Juan Manuel Trak

@juanchotrak

Consultor en Politique-International, empresa internacional de consultoría en planificación estratégica inteligente. Sociólogo de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela), Máster en Ciencia Política y Doctor en Procesos Políticos Contemporáneos por la Universidad de Salamanca. Coautor del libro Crisis y Democracia en Venezuela: 10 años de cultura política de los venezolanos a través del Barómetro de las Américas (UCAB, AB Ediciones, 2017).

El análisis de Twitter durante los debates presidenciales es una poderosa herramienta para medir el desempeño de los candidatos. Este artículo es una aproximación a las potencialidades que ofrece este tipo de análisis para calibrar las reacciones de la opinión pública digital ante las propuestas y comportamientos de los candidatos durante los debates.

El uso masivo de las redes sociales como mecanismos de comunicación política es de reciente data. Si consideramos que Facebook empezó a ser público 2006 y Twitter se creó en el mismo año, su uso en la arena política tiene poco más de una década. En 2008, Barack Obama hizo uso intensivo de estas redes sociales para comunicar su mensaje de esperanza, levantar fondos durante su campaña presidencial, logró llegar a estos espacios y redefinió la forma de hacer política. Este tipo de comunicación vino de la mano del desarrollo tecnológico de una nueva generación de dispositivos móviles, la masificación de los teléfonos inteligentes ha permitido que una cantidad importante de personas puedan acceder a información en tiempo real, lo que potencia el impacto de estas plataformas de comunicación en el desarrollo de los procesos políticos contemporáneos.

Para el caso de la elección presidencial mexicana de 2018 el uso de las redes sociales se ha intensificado. El entorno digital en México ha crecido de manera significativa desde la última elección presidencial, cuando el número de personas con acceso a internet era de 45 millones de personas. Según los datos del 14° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018[1], realizada por la Asociación de Internet.mx, aproximadamente 79 millones de mexicanos tienen acceso a internet, 76% tiene un teléfono inteligente y 89% afirma que usa internet para conectarse en las redes sociales. Por su parte, 9 de cada 10 mexicanos dice tener un perfil en Facebook, 8 de cada 10 en YouTube, casi 6 de 10 en Instagram y 5 de 10 en Twitter.

Cabe recordar que para la elección presidencial mexicana del 1° de julio de 2018 se inscribieron cinco candidatos: José Antonio Meade por la alianza Todos por México (PRI, Partido Verde y Nueva Alianza), Ricardo Anaya por la alianza Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), y Andrés Manuel López Obrador por la alianza Juntos Haremos Historia (MORENA PT, ENCUENTRO), además de dos candidatos independientes: Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, y Margarita Zavala quién se retiró días previos al segundo debate presidencial.

Twitter se ha convertido en una plataforma digital que facilita la deliberación de los ciudadanos. De hecho, hay una tendencia creciente a que los programas de radio o televisión utilicen Twitter como mecanismo de interacción entre la audiencia y los entrevistados. En el marco de las campañas electorales, partidos y políticos usan esta plataforma para conectar con sus electorales y tratar de posicionar sus mensajes en el público en general. Tal como señalan Percastre-Mendizábal, Pont-Sorribes, y Codina (2017)[2], Twitter ha transformado la dinámica de las campañas electorales y los procesos políticos, así como las dinámicas de flujo de la información.

En un sentido similar, Tumasjan, Sprenger, Sandner y Welpe (2010)[3] señalan que en las semanas previas a las elecciones los temas políticos están más presentes en las mentes de los electores, a lo que le añade que los políticos intensifican la comunicación con ellos con el fin de movilizarlos.  Lo anterior es particularmente importante durante los debates televisados entre candidatos, Twitter es una herramienta poderosa para auscultar el estado de la opinión pública digital en tiempo real, así como también la efectividad de las estrategias de marketing de cada uno de los comandos de campañas en las redes sociales.

NUESTRO MÉTODO

En Politique-International tuvimos la oportunidad de hacer un análisis del debate presidencial mexicano del 20 de mayo a través de las redes sociales. Nuestra metodología es capaz de capturar no solo la presencia de los candidatos en cualquier plataforma digital, sino que también es capaz de discernir de manera eficaz los sentimientos de aquellos que postean mensajes.

Para tal fin hemos usamos dos criterios de búsqueda complementarios. En primer lugar, incluimos el usuario de los candidatos en las diferentes redes sociales. En segundo lugar, utilizamos las diferentes versiones de los nombres de los candidatos, incluyendo sus alias. Si bien estos criterios no pueden ser considerados como exhaustivos, lo cierto es que nos han permitido obtener una muestra importante de menciones de cada uno de los candidatos. Para el presente análisis se presentan las menciones capturadas en Twitter entre las 9:00 pm y 11:30 pm (Hora Ciudad de México).

Cuadro 1. Criterios de búsqueda y menciones capturadas según candidato durante el debate del 20 de mayo

Candidato Twitter Criterios Menciones
Capturadas Analizadas Error Máximo Admitido 95% de confianza
José Antonio Meade @JoseAMeadek “José Antonio Meade”, “Pepe Meade” 2.417 1.529 1,52%
Ricardo Anaya @Ricardo AnayaC “Ricardo Anaya Cortés”, “Ricardo Anaya”. 2.612 1.119 2,22%
Andrés Manuel López Obrador @lopezobrador_ “AMLO”, “Andrés Manuel López Obrador”. 5.707 1.274 2,42%
Jaime Rodríguez Calderón @JaimeRdzNL “El Bronco”, “Jaime Rodríguez el Bronco”, “Jaime Rodríguez Calderón” 725 573 1,88%
Total 11.461 4.495 1,14%

 Fuente: Politique-International.

Por otra parte, en Politique- International también analizamos la valoración de los twitteros hacia cada uno de los candidatos. Nuestro análisis se fundamenta en la escucha inteligente de las conversaciones en las redes sociales. La fortaleza de nuestro método de análisis es que el mismo no se fundamenta en algoritmos que únicamente contabilizan palabras positivas y negativas, sino que nuestro equipo analiza el contenido de las menciones directamente relacionadas con nuestro cliente, tomando en consideración el contexto, el lenguaje y la intencionalidad que deriva del contenido de las menciones, generando valor agregado para el proceso de toma de decisiones estratégicas y la construcción de escenarios.

 

En este orden de ideas, en el cuadro 1 también se exponen el número total de Tweets capturados y los analizados, así como el cálculo de error máximo admitido para la muestra analizada. Aplicando los criterios de búsqueda antes descritos, hemos podido capturar un total de 11.461 menciones en Twitter durante el debate, de los cuales se analizaron 4.495, por lo que el error máximo admitido con un nivel de confianza de 95% es de 1,18%. Esta muestra es lo suficientemente amplia para adelantar no solo un análisis de frecuencias sino de los sentimientos que dicho debate provocó en el público.

 

EL DESEMPEÑO DE LOS CANDIDATOS

El primer indicador analizado es el número y porcentaje de menciones recibidas por cada candidato durante el debate presidencial del 20 de mayo. Tal como se observa en el Gráfico 1; Manuel Andrés López Obrador obtuvo el 50% de las menciones durante el tiempo analizado, Ricardo Anaya obtuvo el 23% de las mismas, mientras que José Antonio Meade logró el 21% de las mismas y Jaime Rodríguez Calderón 6%.

Fuente: Politique-International.

Estos datos son consistentes con la última encuesta publicada por El Financiero[4], la cual señala que el candidato de la alianza Junto Haremos Historia, López Obrador, tiene una intención de voto de 50%, el postulado por la alianza de Por México al Frente, Anaya, 24%; José Antonio Meade de la alianza Todos por México 22%.

El segundo indicador que se analizó fue el sentimiento registrado en las conversaciones en Twitter. En este sentido, hemos clasificado cada uno de los tweets de la muestra en positivos, negativos o neutrales, en función de los que dice el usuario respecto de cada candidato. A partir de esta información calculamos el sentimiento neto, que no es otra cosa que la diferencia entre el porcentaje de menciones positivas y negativas.

 

Tal como se puede observar en el gráfico 2, el Jaime Rodríguez Calderón es el candidato peor evaluado, esto como consecuencia de sus propuestas de nacionalizar Banamex, o la propuesta de amputar la mano a los corruptos. El segundo mejor peor valorado ha sido Ricardo Anaya, esto como consecuencia de sus constantes ataques hacia Andrés Manuel López Obrador a lo largo del debate. En el caso de López Obrador, el sentimiento neto es 1%, la cantidad de menciones positivas y negativas son similares, sus seguidores resaltan sus virtudes, sobre todo su oposición al PRI y al PAN, mientras que sus detractores lo acusan de demagogo, populista y carente de propuestas. Finalmente, José Antonio Meade es el mejor valorado, el sentimiento neto es de 27%, sus seguidores resaltan el manejo del tema internacional y las propuestas que tiene, aunque se ve afectado por ser el candidato del PRI y la acusación que hizo contra la candidata a senadora por Morena, Nestora Salgado.

Fuente: Politique-International.

 

REFLEXIONES FINALES

El análisis de las conversaciones en Twitter durante el segundo debate presidencial México muestra cómo el porcentaje del número de menciones es un buen indicador de la presencia de los candidatos en el debate público digital. Tal como señalasen Tumasjan, Sprenger, Sandner y Welpe (2010), el simple conteo de menciones refleja las preferencias de los actores de manera similar a las encuestas de opinión tradicionales. Por su parte, el análisis de sentimiento muestra la capacidad de los partidos de colocar de manera efectiva sus mensajes. Sin embargo, hay que estar atentos a que en la medida que se prolifera el uso de las redes sociales, y se tiene mayor conocimiento sobre ellas; los equipos de campaña buscan influir en la opinión pública digital mediante la utilización de bots, fake news, y campañas para posicionar ciertos hashtags, que en muchas ocasiones logran imponerse en el debate público digital.

[1] Disponible en: https://www.asociaciondeinternet.mx/es/component/remository/Habitos-de-Internet/14-Estudio-sobre-los-Habitos-de-los-usuarios-de-Internet-en-Mexico-2018/lang,es-es/?Itemid=

[2] Percastre-Mendizábal, S., Pont-Sorribes, C., & Codina, L. (2017). Propuesta de diseño muestral para el análisis de Twitter en comunicación política. El profesional de la información, 26(4), 579-588.

[3] Tumasjan, A., Sprenger, T. O., Sandner, P. G., & Welpe, I. M. (2010). Predicting elections with twitter: What 140 characters reveal about political sentiment. Icwsm, 10(1), 178-185.

[4] Fuente: El Financiero. http://www.elfinanciero.com.mx/elecciones-2018/lopez-obrador-llega-a-50-en-preferencias-y-amplia-su-ventaja

Redacción Acción Política

El equipo de Acción Política es el responsable de las actualizaciones de información de actualidad del portal