home Actualidad política “El periodista no puede ser un simple transmisor de lo que una fuente interesada quiera ofrecerle”

“El periodista no puede ser un simple transmisor de lo que una fuente interesada quiera ofrecerle”

Alicia Ortega es una de las periodistas más reconocidas en la República Dominicana. Su dilatada trayectoria en nuestro país y Estados Unidos, la han hecho acreedora de reconocimientos como el codiciado Emmy. Enfática en sus investigaciones y una de las voces que apuntan a un periodismo constructivo y edificante para la sociedad, tiene como norte hacer un trabajo periodístico independiente y veraz, característica que ha logrado siempre. En la Revista Acción Política es un honor presentarla en esta cuarta edición. Temas como el acontecer político, el ejercicio periodístico y el futuro electoral de República Dominicana, son analizados por ella en esta entrevista.

R.A.P Alicia, usted es una periodista con una destacada carrera en medios nacionales e internacionales, NBC, Univisión, Canal 23 en los Estados Unidos, y en República Dominicana primero en CDN y ahora en la Cadena SIN.  ¿Existe una gran diferencia en la manera cómo se abordan las noticias en el país y en los Estados Unidos, como afirman algunos?

A.O. El periodista responsable, ético y con buena formación hace un trabajo serio e imparcial en cualquier país, siempre teniendo como norte la verdad y la búsqueda de información que ayude a edificar a la población. Dicho esto, en Estados Unidos y otros países más desarrollados cuentan con más herramientas o fuentes de información que ayudan en el ejercicio periodístico y enriquecen las historias permitiendo el análisis y las comparaciones de datos que amplían las informaciones en general.

R.A.P. A la hora de hacer noticia, ¿qué temas o qué tipo de historias prefiere abordar?

A.O.  Para hacer un buen ejercicio periodístico hay muchos elementos a tomar en cuenta.

Entre los principales está el interés general, de cómo el tema afecta o beneficia al conglomerado social. Aunque cada medio tiene una política editorial con elementos comunes y diferenciados, la selección y tratamiento de los temas no debe estar necesariamente determinado por preferencias personales o particulares.

En otras palabras, deben ser informaciones lo más completas posibles para que puedan orientar y servir de base para que cada quien se forme su propio juicio u opinión sobre un hecho o una situación determinada.

R.A.P. Usted fue galardonada con 6 Emmys, el galardón más codiciado por los periodistas en los Estados Unidos. Cuéntenos un poco acerca de eso.

A.O.  Un periodista bien formado y con una clara y responsable visión de lo que la sociedad espera de él no trabaja únicamente en la búsqueda de premios o reconocimientos, sino sobre la base a su compromiso profesional, pero cuando se producen no dejan de ser un estímulo y reafirman el objetivo de buscar la verdad y contribuir a la libertad y la defensa de la institucionalidad y los valores que deben regir la vida en sociedad, enfrentando y sobrepasando a intereses de quienes buscan manipular o acallar el independiente ejercicio periodístico.

R.A.P. En la República Dominicana, Participación Ciudadana le dio un reconocimiento por su integridad periodística y su lucha contra la corrupción. En su opinión, ¿se ha avanzado en el país en la lucha contra la corrupción y la impunidad, o por el contrario las cosas han empeorado?

A.O. Hay muchos casos y situaciones que demuestran las debilidades institucionales que aún tenemos en esa materia, pero en los últimos tiempos hay un renovado interés y sentimiento de parte de sectores representativos de la sociedad para enfrentar el flagelo de la corrupción y la necesidad de que una justicia seria y creíble juegue un papel preponderante en ese vital aspecto.

R.A.P. ¿Qué opinión le merece el manejo que se ha dado en República Dominicana al tema de Odebrecht, que en otros países ha generado una verdadera crisis judicial y política?

A.O. Por la magnitud del monto que la propia empresa admite aportó para sobornos en nuestro país y la indignación que ha provocado este caso, siempre habrá críticas y cuestionamientos con respecto a los vinculados, los sacados del expediente o sencillamente los no incluidos en las investigaciones. Si comparamos nuestras indagatorias con las de otros países, las acusaciones son diferentes. En naciones como Perú, Colombia y Ecuador, los fiscales viajaron a Brasil e interrogaron a los delatores, haciendo preguntas directamente vinculadas a sus respectivos países y no remitiéndose a delaciones generalizadas realizadas por las autoridades de Brasil. Por ende, han obtenido información concreta sobre los sobornos y la ruta del dinero, detectando los reales beneficiarios de esta práctica ilegal que arropó nuestro país desde 2001-2014.

R.A.P. ¿Cree que en este país al final de las investigaciones, caerá algún pez gordo? ¿O como popularmente se dice, todo terminará como hasta ahora en “Ayante y Movimiento“

 A.O. A pesar de los avances que indiscutiblemente se han registrado en los últimos años para fortalecer la Justicia, todavía prevalecen en la población dudas y cuestionamientos que requieren ser superados por el comportamiento de jueces y de todo el estamento de la justicia en la práctica, o sea a la hora de ventilar procesos y administrar justicia con amplitud y equidad, sin posiciones preestablecidas, para que haya una idónea administración de justicia. La forma en que concluyan los procesos más escandalosos y relevantes pendientes de juicio de fondo y eventuales fallos determinará si de verdad tenemos avances en el país.

Además, los magistrados no deben actuar en base a presiones mediáticas, a fin de evitar juicios anticipados, pero sí deben estar conscientes que sus acciones no están del todo exentas del escrutinio público.

 R.A.P. En el 2020, el PLD habrá estado en el poder por 16 años consecutivos. ¿Piensa usted que ha llegado la hora de que haya alternancia en el poder? O por el contrario, ¿cree que seguirán gobernando hasta el 2040 como asegura Leonel Fernández?

A.O. A pesar de los ejemplos y perspectivas que permitan hacer ciertas proyecciones sobre la realidad y la dinámica en materia política y electoral, siempre resulta un tanto arriesgado hacer predicciones o previsiones en ese sentido porque los periodistas, por más bien informados y documentados, no tienen una bola de cristal ni deben correr el riesgo de incurrir en especulaciones que solo los hechos tienen la capacidad de confirmar o desmentir. En otras palabras, hay que esperar los procesos electorales y el comportamiento y las preferencias que muestren los electores en cada certamen.

R.A.P. Los buenos periodistas suelen tener el termómetro de la opinión pública. En su opinión, ¿cuál es la mayor demanda que hoy tienen los dominicanos?

A.O. Fuera de las percepciones que medios y periodistas puedan formarse por cuenta propia, a partir de las informaciones y las expresiones de diferentes actores de la sociedad, en general, uno de los puntos coincidentes y más destacados es la preocupación por la inseguridad ciudadana y el incremento de la delincuencia en sus diferentes formas y modalidades. Pero en este campo hay un amplio repertorio de inquietudes y cada sector de la sociedad tiene que hacer sus planteamientos y exigencias según sus intereses particulares.

R.A.P. Usted se ha destacado a lo largo de su carrera periodística en este país por ser una periodista independiente. ¿Existe presión de parte de los estamentos de poder para influir en los medios para que las noticias les sean siempre favorables?

A.O. Sé por el conocimiento y experiencia que gobiernos y sectores de poder aquí y en otras naciones siempre se ven tentados a ejercer algún tipo de influencia sobre la prensa, pero en los años que tengo aquí no he recibido ningún tipo de presión proveniente del área oficial o privada y si en el futuro alguien lo intentara, tienen que saber que en función de mi trayectoria y mi credo periodístico nunca cederé ante cualquier intento de manipulación, pero si estaré abierta a recibir todas las informaciones y opiniones que me sean remitidas sin que en ese proceso haya exclusiones o preferencias, aunque sí analizando en cada caso el fundamento o sustentación de lo planteado. En cada información o trabajo de investigación es importante tener representadas todas las partes envueltas para que tengan la oportunidad de pronunciarse, para lo cual tienen perfecto derecho.

R.A.P. ¿Cuál es la noticia que más le gustaría darle a los dominicanos?

A.O.  Vuelvo a subrayar desde mi óptica que el periodismo no está para elegir o buscar noticias en cuanto al gusto del periodista o del medio, sino para identificar los temas que interesan a los ciudadanos y que estos deben conocer para que las informaciones sean edificantes y útiles, a fin de que permitan proveer herramientas para la toma de decisiones inteligentes y responsables. Más que tener una preferencia en una noticia específica para ofrecerla a los dominicanos, lo que pretendemos es que la sociedad y el país en su conjunto sepan a través de las emisiones informativas de SIN y El Informe, que cuentan con una voz y una vía para canalizar todas sus inquietudes.

R.A.P. ¿Cuál es el principal problema que tienen los periodistas en República Dominicana para poder ejercer su profesión como corresponde?

A.O. Uno de los principales desafíos es enfrentar y vencer las dificultades o trabas que puedan encontrar en la búsqueda de la verdad y poner más empeño cuando se tropiezan con obstáculos, pues confirman de esta manera que se trata de un tema relevante que la gente debe conocer. En tales circunstancias se debe potenciar el esfuerzo para esclarecer lo que se busca ocultar. El periodista no puede ser un simple receptor o transmisor de lo que una fuente interesada quiera ofrecerle, sino actuar de forma crítica y persistente y jamás justificar un trabajo parcial o insuficiente para encubrir dejadez o falta de profundidad en una determinada cobertura noticiosa.

 

Redacción Acción Política

El equipo de Acción Política es el responsable de las actualizaciones de información de actualidad del portal