home Entrevistas “Debemos cambiar la forma como se hace política”

“Debemos cambiar la forma como se hace política”

  • ¿Cuándo comenzó su interés por la política?

Muy buena pregunta. Comenzó muy de niño, en qué momento específico no sé. Yo creo que tiene que ver con el hecho de que yo crecí en un pueblo. La gente que tiene la oportunidad de crecer en un pueblo como en el que yo crecí que es Puerto Plata, una ciudad más grande, pero en aquellos momentos -treinta años atrás-, era una ciudad más pequeña, tu tienes la oportunidad de que cualquier quehacer, cualquier evento, cualquier actividad que se realice en tu pueblo, tu estas en contacto con ella. No hay forma de vivir en una burbuja, o vivir dentro de tu propio mundo cuando tu vives en un pueblo pequeño y entonces de ese contacto directo que tuve con temas sociales, políticos, deportivos y unido al hecho de que yo provengo de una familia que no es política, pero siempre han sido personas muy conscientes, forjaron en mi lo político y desde niño yo estoy vinculado con los temas políticos. Es más, desde los diez o doce años yo participé en programas de televisión de Puerto Plata que pueden entrar en Youtube y colocar a José Paliza y lo van a buscar por ahí, en donde aparezco hablando de temas sociales y políticos.

  • ¿Cuál es su visión respecto a la forma de hacer política en la República Dominicana? ¿Qué piensa José Paliza frente a cómo se maneja el poder en el país?

Nosotros tenemos tareas muy pendientes por hacer para cambiar la forma en que se hace política. Para eso necesitamos de normas que sean diferentes, que nos ayuden a organizar un poquito mejor en cómo hacemos política. Desde hace mucho tiempo, y ya es un tema de la cultura política dominicana, el clientelismo y el dinero tienen un peso importante el las formas en las que se hace política en República Dominicana. Es más, el dinero se ha convertido en uno de los elementos principales del quehacer político, por no decir el principal, y así también se convierte en el principal limitante del acceso a jóvenes, a mujeres y a ciudadanos quizás de edad madura pero con una bonita labor de vida, pero que por dinero no pueden participar o penetrar, entonces nosotros tenemos que buscar la manera, y en eso los políticos somos los más responsables de esto porque somos los más afectados, no necesariamente los más aventajados sino todo lo contrario, para que se puedan ir desmontando las prácticas de siempre y podamos ir cambiando el rostro que se le ha dado a la política y se le ha dado al manejo del clientelismo que es. Es una piedra en el zapato que siempre está ahí muy presente y nosotros tenemos que hacer un esfuerzo por cambiar la forma en que la ciudadanía ve al político, no como una oportunidad sino como una persona o grupo que pueden lograr mejoras en el bien colectivo.

  • Usted fue el diputado electo más joven del Congreso de la República Dominicana. ¿Cuál es su oferta para los jóvenes? ¿qué hizo por ellos como diputado primero, y ahora en su gestión como senador?

Cuando uno llega al congreso, lo hace cargado de ideas, de proyectos, de temas por impulsar, pero luego te das cuenta que la propia dinámica del congreso, esa de las burocracias legislativas y sus formas, van haciendo que muchos de esos sueños choquen con la propia realidad del sistema. No es fácil hacer pasar un proyecto en el Congreso Nacional porque tu tienes que hacer coincidir, primero a 190 diputados, luego 32 senadores y luego un presidente de la república que tiene al fin y al cabo, una decisión final por decirlo de algún modo, sobre tal o cual proyecto. Yo conozco gente que tiene toda una vida en el Congreso y no han logrado una labor tan prolifera acorde con sus preocupaciones, eso pasa aquí y en todos los congresos del mundo, en los Estados Unidos hay legisladores que tienen veinte o treinta años impulsando un proyecto y es más que hasta el proyecto de fondo que se vota o se logra aprobar, se le reconoce con el nombre del senador o del congresista que lo haya impulsado. Entonces, ante esa realidad y creo que el elemento que más me ha ayudado a mi para hacer política es mi juventud, lo mejor que puedo yo ofertarles es mi ejemplo, y quizás no suene humilde, pero no estoy hablando de un ejemplo mio como un ciudadano diferente o connotado, sino por el simple hecho de que me atreví a participar. Hay una tierra muy fértil para que los jóvenes puedan participar del quehacer político. Hay una gran oportunidad, pero muchas veces nos resistimos a abrirnos camino, sino que esperamos que otros los abran por nosotros y eso es lo que ocurre, y quizás mi ejemplo, la idea de que un joven puede presentarse, puede caminar, puede intentar abrir cambios, es un mensaje para que otros lo hagan.

  • ¿Por qué quiere ser presidente del Partido Revolucionario Moderno? ¿No se siente que está muy joven e inexperto para ello?

Yo soy joven, tengo 36 años de edad, pero también comencé muy temprano, como te decía, yo a los 10 o 12 años estaba haciendo política y estaba preocupado por los temas colectivos, a los 23 años yo era miembro de la comisión política del PRD, a los 27 diputado, hoy soy senador de la república, entonces sí soy joven, pero también comencé muy temprano, pero además, este no es el proyecto de Paliza, si este es el proyecto de Paliza, entonces no estaré logrando los objetivos, puesto que debe ser un proyecto de todos, de una colectividad y de un gran equipo porque somos un gran equipo, el PRM es un gran equipo aunque hoy presentemos candidaturas diferentes, todos queremos el mismo objetivo. Entonces tiene que ser esa experiencia, el trabajo, la dinámica, el esfuerzo mancomunado el que pueda ayudarnos a ir posicionándonos a fortalecer el PRM como una estructura fuerte, y como te decía anteriormente, esta es una sociedad diferente que ha ido cambiando y nosotros tenemos que buscar la manera de conectar el PRM con la sociedad en la que vivimos. Tenemos un partido que no puede estar en la cola, sino en la vanguardia y en el momento justo de los cambios que se producen en la sociedad porque quiere dirigirla, entonces tiene que estar más al momento y más atento a las cosas que suceden, eso es lo que yo quisiera forjar a lo interno del partido, una organización que esté más a tono con las cosas que solicite la sociedad.

  • Si hoy hiciera un balance de su carrera política, ¿Cuáles serían los aciertos y desaciertos que ha tenido a lo largo de su carrera?

 

Yo no te puedo hablar de desaciertos porque aun las experiencias más difíciles o aún en los momentos más duros, uno siempre saca una lección, un buen tema que recordar, una buena amistad. Así que debo confesarte que en mi carrera política no tengo momentos en los que yo pueda lamentar más que recordar de manera positiva, no hay duda que una de las decisiones políticas más difíciles fue la última, la de aspirar a senador por Puerto Plata porque las debilidades que existían alrededor del PRM, las debilidades institucionales del país, eran un gran reto para presentarse a la senaduría porque habían posibilidades importantes de que el resultado no fuera el que buscaba. Sin embargo me decidí y Puerto Plata me dio el apoyo para representarla. Ese fue un momento en el que yo requerí de mucha ayuda, colaboración y buenos consejos que me animaron a aspirar, y al fin y al cabo te confieso que la razón por la cual decidí aspirar, aunque mucha gente no me lo crea, era más por la necesidad de apoyar el colectivo que mi interés particular. Mi partido perdía mucho en Puerto Plata como plaza si yo no me atrevía porque no había otros candidatos, había que generar uno, entonces eso iba a perjudicar las demás candidaturas y el posicionamiento del partido en sentido general. Entonces yo tenía que atreverme aun cuando podía poner en riesgo el propio desarrollo de mi carrera personal y la posibilidad de perder mi espacio que había ganado como diputado, pero me tocaba y así lo hice.

 

  • ¿Cómo político se arrepiente de algo?

Te respondo eso ahorita…tengo que pensarlo.

  • En noviembre pasado, usted públicamente a lo que se denomina beneficios por exoneraciones a importación de vehículos que la ley otorga a los diputados y senadores cada año. Usted alegó que la necesidad de igualdad y transparencia, además de credibilidad institucional. ¿Qué es la igualdad para José Paliza? ¿Cómo contribuye su actuación en pro de la credibilidad institucional?

El tema de las exoneraciones es complejo y no es tan sencillo como muchas veces se ve desde lejos. Nosotros los senadores y los congresistas tenemos una necesidad importante de trasladarnos y las exoneraciones en sentido propio estaban diseñadas o pensadas para colaborar o ayudarnos en esa realidad que vivimos, nosotros vivimos literalmente en un vehículo o en la carretera, pero al fin y al cabo nosotros somos portadores de un poder que se llama delegado, que la ciudadanía ha delegado en nosotros y entonces si la ciudadanía reclama la eliminación de una prerrogativa como una exoneración, nosotros tenemos que escuchar a la ciudadanía en esa solicitud. Si también la ciudadanía y el país necesitan de algunas actitudes para poder mejorar tal o cual aspecto, hay que ser más coherentes con esa necesidad de ser austeros en momentos específicos, entonces también tenemos que escuchar a la ciudadanía que nos paga, y entonces nosotros decidimos renunciar a las exoneraciones que recibiríamos como senador en atención a ese reclamo ciudadano y ese reclamo de la gente que nosotros representamos.

  • Usted es un joven político. ¿Cree usted que la juventud no se interesa lo suficiente por los asuntos políticos del país? ¿Cree más bien que las viejas castas políticas no le brindan oportunidades?

Creo más bien que es una mezcla de factores, pero la naturaleza del ser humano es lo político. El ser humano es político, pero hay una resistencia también que forma parte de esa naturaleza, aquí nadie quiere envejecer, aquí el hombre intenta mantenerse delgado, la mujer intenta lucir cada vez más joven, esa es la propia naturaleza del ser humano y la política no es diferente, nadie quiere ceder lo que con mucho trabajo, mucho esfuerzo ha labrado, además que como la política en principio no hay dinero o no hay beneficios materiales individuales, el beneficio principal es el reconocimiento de la trayectoria y el trabajo, esos espacios. Por eso el joven no debe ver como un hecho, eso de que no le dan oportunidades sino tiene que abrirse espacios, tiene que trabajarlos, tiene que tomarlos, tiene que atreverse. También debe existir en ese baile que debe darse, la humildad de muchos que tienen que entender, vienen muchos que hay que darle oportunidades y abrirle espacios, pero es una mezcla de factores y realidades que se dan para que la participación se los jóvenes sea cada vez mayor, aunque también entiendo que los jóvenes no tienen tanto interés en la política, no solamente porque los partidos no hablan su propio idioma, sino también que hay otros intereses, hay otros temas en la agenda en la vida de cada uno de nosotros que terminan tomándonos más atención o poniéndonos a prestar un poco más atención que antes, pasa igual que cuando te sientas en una mesa a comer, antes lo que importaba era la compañía, el buen chiste, la sobremesa, hoy todos queremos lo mismo, pero están siete personas viendo un celular, entonces esa dinámica que ha cambiado en la sociedad también se da en el interés por la política y más si la política no le habla en su idioma.

  • Quisiéramos que profundizara su impresión sobre el tsunami político que significó para América Latina en general y para la República Dominicana en particular el caso de Odebrecht. Afirmó usted a través de las redes sociales que, como legislador, nunca votó a favor de un proyecto que implicara vínculos con la trasnacional. ¿Por qué?

Porque era una empresa que tenía demasiada suerte, no había que ser muy profundo para entender que era una empresa que en un mundo tan competitivo como el de la construcción, era esa empresa la que tenía todos los proyectos fundamentales del país, los ganaba. Entonces yo, particularmente, cerca de dos docenas de veces, que tuve a bien votar por proyectos vinculados con esa empresa, siempre dije que no, básicamente por esa intuición que te da el hecho de que eso no andaba bien. Y el caso de Odebrecht, como hablábamos hace un rato de las formas de hacer política que también nos obligan a todos como sociedad a pensar sobre el futuro de la política. Hay culturas en el país que tienen que cambiar porque todos hemos sido víctimas de ellas y que también tenemos que contribuir para que las relaciones del estado con los ciudadanos y de los ciudadanos con el estado también vayan cambiando.

  • ¿Cree usted que la República Dominicana debería inmiscuirse como lo está haciendo en la política interna de Venezuela, promoviendo el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición que solo beneficia los intereses de ese gobierno?

Siempre pensé que la posición del gobierno dominicano desde el inicio, antes de que se hablara de diálogo, debió haber sido otra. Es evidente que el régimen que se va desarrollando en Venezuela, es un régimen contrario a los fuertes lazos que siempre han existido entre Venezuela y la República Dominicana. Venezuela siempre nos dio un apoyo incondicional en los momentos más oscuros de la República Dominicana y en pro del colectivo y hoy nosotros debimos haber correspondido al pueblo venezolano de una forma igual. Hay que recordar que los vínculos entre ambos pueblos son muy profundos, que el padre de nuestra patria fue eventualmente allí donde encontró su última morada, fue abrazado como uno más. Yo creo que la actitud de República Dominicana debió haber sido muy fuerte en contra del régimen desde el primer día. Ahora, a raíz de la decisión de convertirte en un mediador en un posible diálogo, yo quisiera esperar las conclusiones de ese diálogo y de alguna manera ver con buenos ojos y ojalá ser receptor de que ese diálogo pueda llegar a concretar algunos temas que beneficien a todos. Yo lo dudo, pero ojalá que el gobierno en el paso que haya decidido tomar, tena resultados positivos no para el bien de República Dominicana sino de Venezuela y su gente.

  • La encuesta Mercado y cuantificaciones realizó un estudio de opinión, y durante su primer año de ejercicio usted tuvo un 72,3% de aprobación. ¿A qué cree que se debe esto?

Creo que es el cambio en la forma de representación fue importante. Siempre me he mantenido muy cerca de Puerto Plata, yo vivo en Puerto Plata, interactúo semanalmente con diferentes grupos sociales de las provincias, intento representar los intereses de Puerto Plata y hacerlos muy míos y entonces en ese vínculo constante de representación y de contacto directo con nuestra ciudadanía, creo que es una de las razones por las cuales logro mantener niveles importantes de aprobación porque un legislador es eso, uno de los grandes retos que tiene el congresista -y en República Dominicana no hay un problema tan serio como en otros en ese aspecto-, es común mantener los lazos que nos comunican con nuestros representados, la representación es una tarea siempre pendiente y que siempre está ahí y es lo que más me apasiona del quehacer de legislar. Creo, en esencia que es por eso que mantengo algún nivel de valoración.

  • ¿Hubo algún acuerdo entre Luis Abinader e Hipólito Mejías para que usted y Carolina Mejía fuesen los próximos presidentes y Secretario General del PRM?

 

Entre Hipólito y Luis Abinader, que son las dos alas de una misma ave, -en este caso el PRM-, existe una excelente relación, desde los inicios del PRM hasta la fecha y nosotros tenemos como reto mantener esa unidad, si queremos ser opción de poder en el año 2020. En la construcción del PRM, pudieron tener una buena comunicación y conversación, logrando formar el PRM, inclusive en la selección de las actuales autoridades, fue producto de esa buena relación. Pasó lo mismo en la convención, cuando se eligió a Luis Abinader como candidato, luego la conformación de la boleta presidencial, ellos mantienen una muy buena relación primaria y nosotros tenemos que contribuir a eso; y empato, claro, nuestra decisión de aspirar a la presidencia del partido y de Carolina ha sido consecuencia de ese buen entendimiento entre ambos líderes. Pero al fin y al cabo la decisión de este proceso convencional, la tienen las bases que es donde reside la soberanía, inclusive el poder que tienen ellos dos como líderes fundamentales del partido surge como consecuencia del apoyo que tienen de las bases del partido. Así que el próximo 18 de febrero hay convención.

 

  • ¿Es usted candidato de Luis Abinader y Carolina Mejía la candidata de Hipólito Mejía ya que es su hija?

Yo creo que no puede verse así, sino como candidaturas de un todo. Te he dicho y lo he vuelto a repetir y seré hasta incómodo: no puede verse la directiva del partido como la directiva de tal o cual dirigente, tiene que verse como la directiva de una gran organización, de un gran equipo, somos todos iguales, somos todos amigos. Todos tenemos lo mismo y todos tenemos que ir hacia adelante en la misma carreta que es la del PRM.

 

  • En caso de no resultar elegido en la próxima convención, ¿Cuál sería su prioridad?

Uno, mantener la unidad y las buenas relaciones entre los líderes del partido. Solamente en unidad seremos opción de poder en el año 2020. En segundo lugar, institucionalizar el partido, sino institucionalizamos el partido, cómo vamos a querer institucionalizar el país. Institucionalizar significa en el caso del PRM, cumplir y hacer cumplir desde la A hasta la Z, los estatutos del partido. Los estatutos son los documentos que nos constituyen, y ahí es donde reposa toda la sabiduría del partido. Este tiene que ser el partido no de un dirigente o presidente, tiene que ser un partido de sus normas y yo creo mucho en eso. De igual manera, en ese proceso de institucionalizar el partido, tenemos que fortalecer la marca PRM, generar locales en las 32 provincias del país, que cada local tenga un reglamento que lo norme, con colores, con letras, con letreros, todos homogéneos que cualquier ciudadano del país pueda verlos de lejos el PRM y sepa que es su partido, que está disciplinado y organizado y que se sepa que tiene propósitos muy específicos, y que si un ciudadano de Puerto Plata visita mañana Barahona, y ve su local, entonces pueda sentirse llamado a visitarle y participar de un encuentro allí e identificarse con un carnet. Te pongo un ejemplo, ¿tu sabías que los dirigentes del PRM no tienen tan siquiera un documento que pruebe que son miembros del partido? Eso hay que cambiarlo. Otro esfuerzo que hacer en ese proceso de institucionalizar es que por lo menos los 500 mil inscritos que tenemos ahora, tengan un documento que pueda identificarlos, así para que por ejemplo cuando se vaya a una reunión se tenga una memoria electrónica de la participación de esa reunión.

 

  • ¿Cuáles cambios ha tenido la Provincia de Puerto Plata en su gestión como senador?

Tengo dos años como senador y son muchas cosas las que hemos ido logrando entre todos como puertoplateños porque también la labor de un legislador, sin el apoyo de la gente y de forma contraria por igual, no es posible. Puerto Plata es un polo turístico que era referente en el país y le hemos dado un giro entre todos para que vuelva a convertirse en el referente que un día fue. De haber caído en recibir 300 mil turistas al año, este año solamente de cruceristas, hemos recibido casi 600 mil, crecimiento que yo tengo en Puerto Plata al paso de lo constante y seguro y tiene que ver con las buenas relaciones que han existido entre los inversionistas privados que la mayoría son puertoplateños y las autoridades, tanto del gobierno central como de su representación. Todos hemos coincidido en diferentes oportunidades, en proyectos, en planteamientos que nos han convocado.

  • Usted comenzó muy joven en la política y todos cuando decidimos incursionar en alguna profesión o algo que nos apasione, siempre tenemos alguien a quien admirar. ¿A qué político usted ha admirado?

Admiro a muchas personas por diferentes razones, tanto del ámbito internacional como del nacional, tienen algo que a mi me llama la atención de identificar, pero muchas veces uno busca modelos o héroes que están muy distantes y no te das cuenta que la persona que tienes quizás más próxima es donde has logrado sacar el mayor nivel o has logrado cultivar el mayor nivel de elementos o virtudes que te pueden acompañar. Gente tan sencilla como mis padres que son ejemplos por diferentes razones, de resiliencia, de valentía de trabajo, son quizás de donde yo puedo sacar el mejor de los ejemplos para yo poder ser hoy o estar donde estoy.

  • ¿Tiene José Paliza aspiraciones presidenciales, me refiero no a la presidencia del PRM, sino a la presidencia de República Dominicana?

He aprendido en el transcurso de mi carrera política que es el trabajo el que te va llevando a sitios, que te va colocando en posiciones y en la política a diferencia de otros quehaceres, las metas que tu te puedas colocar, no dependen exclusivamente de ti, sino que dependen de un sin número de factores, lo importante no son los retos a los que puedas llegar sino el camino de cómo lo haces y como puedes impactar de manera positiva y puedes ir construyendo o haciendo cosas  y entonces que sea el trabajo y la disciplina alrededor del trabajo que pueda llevarlo a uno por los sitios donde podamos ser más útiles. Hace apenas unas semanas no me planteaba como un proyecto la presidencia del PRM y estoy hoy, encaminado a ser presidente del partido. Igual que también unos meses antes de las elecciones de mayo pasado, no me planteaba ser senador y hoy soy senador de la república. Entonces, particularmente, si tengo aspiraciones presidenciales hoy, te digo que no las tengo. Vamos encaminados a donde podamos ayudar, si es de la presidencia del PRM bien, o de la senaduría también, o desde la empresa privada, pues con humildad buscaremos la forma de contribuir y trabajar.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial