home Estudio de casos Lecciones para ganar campañas en municipios

Lecciones para ganar campañas en municipios

Lecciones para ganar campañas electorales en municipios de provincia

Por: Edward Páez H @PaezHache Consultor Político Colombiano. Secretario Nacional. Asociación Colombiana de Consultores Políticos – ACOPOL

 

Hasta ahí, todo muy bien. pero, ¿cómo se presenta esto en terrenos que, atraviesan hoy, por unas realidades diversas y diferentes a las de las grandes ciudades? ¿cómo hacer campañas sin los mayores medios de comunicación y sus principales escenarios? O dicho de otra manera, ¿cómo se ganan las campañas en municipios de provincia, donde la penetración de internet, es muy baja en el electorado? ¿cómo das a conocer a un candidato, en municipios, donde es imposible aparecer en televisión cada día? ¿cómo estableces y posicionas un proyecto político, en un municipio de menos de 100 mil electores?

En estos 20 años de experiencia como estratega electoral, hemos logrado identificar algunos factores de triunfo en las elecciones locales de municipios de provincia en Colombia. A este corpus de análisis sociológico, mercadeo social y táctica política, hemos tenido a bien llamarlo modelo de: Pantano, Sudor y Garra.

Dicho modelo, (inacabado, perfectible), es la combinación y asimilación de algunas características a que la necesidad del territorio en que nos hemos movido, nos ha obligado, ya sea por la realidad del orden público, por la ausencia de plataformas de comunicación tan amplias o por la misma dinámica circunstancial de ofrecer algo diferente al candidato lejano, frío y pasajero. Al mezclar un ingente esfuerzo, un trabajo de equipo a fondo, unas técnicas cualitativas en cada unidad estratégica electoral y la motivación adecuada en el equipo para tener la disciplina de llevar datos e implementar acciones nunca antes vistas en estos municipios, hemos podido asegurar que la campaña electoral, se haga con una línea base, se dirija con un propósito y presente una concreta unidad en su accionar, en busca no solo del triunfo, sino también de la efectividad en recursos y solidez en el equipo que acompaña el candidato en dicha justa electoral.

Un candidato municipal, que busque hacer una campaña de cara a la realidad de su territorio, con una ética responsable por mostrar que tiene conocimiento real de su territorio, de la necesidad, el sentir y el pensar de sus habitantes; y que busque de paso, obtener la mayoría de los votos, basados en una identificación plena del electorado consigo mismo, tiene una tarea ardua por delante. El proceso del que hablamos, obliga al candidato a analizar su comportamiento natural de político. De paso, lo saca de su zona de confort y aleja los nefastos comportamientos tradicionales de campaña, tan mal señalados hoy en día.

En dicha apuesta, se podrían vislumbrar cuatro (4) grandes tempus:

  1. Etapa de Diagnóstico basada en la Sociología Comprehensiva
  2. Etapa de Branding Político, para el candidato y su equipo.
  3. Etapa de Canvassing Territorial.
  4.  Etapa de Estrategia Diferencial.

 

Lee el artículo completo descargando la segunda edición de REVISTA ACCIÓN POLÍTICA

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *